Cerrar Publicidad (10s)

La tarde del 13 de diciembre de 2018 el devenir familiar de Ana María Martínez sufrió un estremecedor quiebre. Rumbo a Tirúa por un asunto laboral, desconocidos dispararon al furgón en el que viajaba junto a su marido, Jorge Maulén Vásquez. Un impacto dio de lleno en el rostro de él.

Producto de la violencia del ataque armado y la gravedad de las lesiones, Jorge estuvo hasta el 10 de mayo de 2019 internado en el Hospital Regional de Concepción, fecha en que recibió el alta parcial para seguir su rehabilitación ambulatoria. Sin embargo, luego de casi 5 horas en casa, falleció. Hoy su viuda clama por justicia.

El reciente ataque al Molino Grollmus de Contulmo, que dejó gravemente herido a Carlos Grollmus, de 79 años, a quien se le debió amputar una pierna tras ser baleado; y a Cristian Cid (48), que resultó con trauma ocular por impacto de perdigones, despertó los terribles recuerdos de Ana María Martínez y acrecentó la sensación de abandono por parte del Estado.

Jorge Maulén Vásquez.
Jorge Maulén Vásquez.

-¿Qué sentimientos evocan en usted estos últimos hechos en la Provincia de Arauco?

Es una impotencia que esto siga sucediendo y que el Gobierno no se haga cargo, que adornen las palabras como violencia. La verdad no es violencia, es terrorismo, y hay que decirlo con todas sus letras.

Esto está pasando desde la parte sur del Biobío; La Araucanía; la Región de Los Lagos y tenemos también en la Región de Los Ríos. Hasta allá está llegando. Da miedo ver que esto se está extendiendo a las zonas. Hay temor de salir a la calle.

El Presidente le baja el perfil. Pienso que tampoco va a la Macrozona Sur porque le da miedo. Él sabe lo que está ocurriendo, yo no creo que no sepa. Si no va es porque, primero le da miedo, y segundo, porque no le quiere dar importancia a algo tan grave. ¿Por qué razón? No lo sé.

Vocera de campaña ciudadana "Primero las Víctimas"

En la actualidad, Ana María Martínez, viuda de Jorge Maulén, es una de las voceras de la agrupación Primero las Víctimas, que reúne a personas que sufrieron la pérdida de sus seres queridos y enseres a manos de encapuchados armados.

Jorge Maulén Vásquez.
Jorge Maulén Vásquez.

-¿Qué busca con esta causa?

Primero las Víctimas está enfocada en la reparación a las víctimas de terrorismo, no tan solo las que están en la Macrozona Sur, sino que a nivel nacional.

Hay un abandono constante hacia nosotros las víctimas. Siento que las carpetas investigativas están dormidas y que nunca hay responsables. Y si los hay, no sé por qué no están enjuiciados, porque hay víctimas que han perdido su familiar y saben quiénes fueron los responsables, pero están bajo amenaza.

Hay vecinos que viven en la Macrozona Sur, donde a mí me dañaron mi familia, ellos viviendo ahí y no pueden hablar. Entonces yo levanto la voz, puedo hablar de lo que está pasando; puedo ser una vocera, en cierto modo, de lo que sucede allá.

-¿Hay que salir de la zona para poder hablar y denunciar lo que sucede?

Hay muchas personas que quisieran salir de la zona. Pero tampoco tienen dónde ir y el Gobierno tampoco les da una ayuda para decirles ‘vamos a sacarla de esa zona que es de riesgo y la vamos a llevar a otro lado. Les vamos a brindar una casa y tranquilidad’, nada.

Esas personas están atemorizadas, viven día y noche con disparos, escondidas debajo de los muebles, debajo de las camas. Eso no es vida, ¡no es vida! Tampoco pueden hablar de lo que sucede, sino los matan.

Ataque armado a vehículo en Provincia de Arauco.
Ataque armado a vehículo en Provincia de Arauco.

-¿Y Primero las Víctimas ha realizado gestiones para visibilizar este flagelo?

Nosotros entregamos una carta al Presidente Gabriel Boric para la reparación de las víctimas del terrorismo, psicológica y económicamente. Es el primer paso que dimos, pero el Presidente no nos recibió.

Me da la impresión que a él no le interesa lo que a nosotros nos está pasando. Pareciera que no le importara lo que me pasó y tampoco le interesa lo que sigue pasando en esa zona.

Como primera acción en su Gobierno, el Presidente debió visitar la zona y ver qué se puede hacer, porque tiene que haber alguna solución a que esto se detenga. Yo no sé cuál será la solución, pero el diálogo no lo es.

-¿A qué se refiere cuando habla de una reparación para las víctimas?

Nosotros le llamamos reparación a que nos presten el servicio de psicólogo o psiquiatra a quienes hemos vivido de cerca estas situaciones terroristas. Eso también es una ayuda para la familia, no tan sólo para la esposa, sino que hay hijos, hay madres y hay hermanos.

La otra parte sería la compensación económica, que si bien es cierto no nos va a devolver al ser querido, pero muchas veces esa persona era quien trabajaba en forma honesta, una persona que aportaba todo a su hogar, un jefe de hogar.

Aquí no hay colores políticos, no hay derecha, izquierda, centro, nada. Nosotros somos una agrupación de víctimas que queremos reparación y compensación.

Investigación por muerte de Jorge Maulén estaría “dormida”

Sobre el fatídico suceso en el que se vio involucrada junto a su marido y las indagatorias para dar con los responsables que le arrebataron a su marido, Ana María Martínez afirmó que no observa avances en el caso. Sostuvo que la carpeta investigativa “está dormida”.

-Al día de hoy ¿tiene antecedentes sobre avances en su causa?

No, absolutamente nada. Me han llamado a testificar solo una vez. En otra oportunidad fui yo. El caso estaba en Concepción y sin avisarme lo trasladaron a Cañete, eso lo supe por una amiga y justamente fui a Cañete a testificar algo que recordé; porque yo tengo momentos que no recuerdo y recordé algo muy importante. Fui allá y nunca me llamaron. Está todo dormido. Es terrible lo que pasa y cada día está peor.

Lamentablemente el Gobierno les ha dado más apoyo a los victimarios que a las víctimas. Estamos totalmente desprotegidos después de haber perdido a un ser querido y las personas que viven allá en la zona macro sur están todavía más desprotegidas.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...