Cerrar Publicidad (10s)

Powerlifting es una disciplina que quizás no muchos conocen y que consiste en el levantamiento de pesas, pero a diferencia de la halterofilia, cuenta con más elementos. La mayor representante de nuestro país es de Concepción y se llama Marina Castillo, y como en muchos casos, el poco apoyo la ha limitado en sus competencias.

La prueba cuenta con tres ejes principales, la sentadilla, el press banca y peso muerto. Ahí se busca sumar la mayor cantidad de kilos en las tres pruebas, según la categoría de peso del competidor. Marina comenzó en julio de 2021 y rápidamente pudo hacerse un nombre a punta de logros en sus competencias. Todo mientras distribuye su tiempo por su trabajo de enfermera, que desempeña en la Clínica Andes Salud.

Desde los torneos de novicios empezó a destacar, logrando clasificar al nacional que se disputó este año en Quirihue. Ahí es donde ganó su categoría y quedó ponderada a participar el Torneo Iberoamericano de Argentina y se coronó como la mujer más fuerte de Chile en su categoría (-60kg).

Lee también: Claudio Bravo no vendría a Concepción con el Betis

"En el Iberoamericano me fue súper bien. Gané mi categoría y logré el récord sudamericano en sentadillas con 205 kilos", comentó Marina para Sabes. "El hecho de que me fuera bien motiva mucho, tanto en lo nacional, como en lo internacional. A veces uno puede saldar los gastos, pero en otras no se puede asistir a representar a Chile por los costos", agregó la competidora.

Poco apoyo

Si bien ha logrado clasificar a competencias internacionales, en poco más de un año desde que practica el deporte, no cuenta con el apoyo que le gustaría para poder asistir a todas las competencias que se clasifica. Hace poco se perdió el Mundial de Powerlifting, realizado en Estados Unidos por el presupuesto.

"No pude ir por temas económicos. Si hubiera tenido más apoyo, habría hecho lo imposible por ir (al mundial). Un poco antes habíamos ido a Argentina y cada uno cubrió sus gastos", dijo Marina Castillo por el poco aporte monetario. Por otro lado, añadió que no está dispuesta a bajar los brazos. "Me dedico a entrenar todos los días, a la par de mi trabajo que son por turnos de 12 horas. A pesar de no siempre estar al 100%, igual voy a entrenar porque quiero llegar lejos", comentó la enfermera.

Para más noticias visita nuestro Twitter

Cargando más noticias...