Cerrar Publicidad (10s)

Los cubanos se dirigían a las urnas este domingo para votar un paquete de medidas que pondría fin a la cultura "machista" de la isla y legalizaría el matrimonio entre parejas del mismo sexo, cuando el país se enfrenta a una crisis económica cada vez más profunda.

Si se aprueba, el "código de la familia" de 100 páginas pondría a Cuba a la vanguardia de la política social progresista en América Latina, legalizando el matrimonio entre personas del mismo sexo y las uniones civiles, permitiendo a las parejas del mismo sexo adoptar niños y promoviendo el reparto equitativo de los derechos y responsabilidades domésticas entre hombres y mujeres.

A la expectativa de las urnas

El presidente Miguel Díaz-Canel, que caminó con su esposa para votar a pocas cuadras de su casa en el suburbio habanero de Siboney, dijo a los reporteros que el código elimina prejuicios y tabúes que han estado arraigados en la sociedad cubana.

Díaz-Canel "Mi expectativa es que la mayoría de la población votará sí. Pero independientemente de eso el debate popular que se ha generado ha contribuido a nuestra sociedad".

También te puede interesar: Casa Blanca: Prohibición total del aborto en Arizona hará retroceder "más de un siglo" a las mujeres

Se espera que el código, que pasó por 25 borradores, casi 80.000 reuniones de tipo municipal y 300.000 sugerencias del público, atraiga a millones de cubanos a las urnas. La medida requiere más del 50% de los votos emitidos el domingo para convertirse en ley.

La mayoría de las iniciativas electorales anteriores en Cuba han sido aprobadas por abrumadora mayoría, pero una crisis económica que ha provocado largas colas para conseguir alimentos, medicinas y combustible ha aumentado la posibilidad de un voto de protesta contra el gobierno.

Un precedente para Cuba

La votación del domingo será la primera de su tipo desde que se legalizó el internet móvil en 2018, lo que ha permitido que las opiniones disidentes se difundan más ampliamente.

No hay observadores independientes y externos de las elecciones cubanas, sin embargo, los ciudadanos pueden observar el recuento en sus recintos inmediatamente después de la votación.

También puedes leer: Bombardeos irrumpen en Ucrania: Rusia en el foco de atención ante la ONU por escalada

El gobierno inundó la televisión y la radio en las últimas semanas con anuncios que celebran la diversidad y la inclusión para promover el código.

"Este código hace a todos iguales", expresó José Antonio Fernández, un jubilado de 73 años residente en La Habana que votó a favor de la medida el domingo por la mañana.

Algunos conservadores sociales, incluyendo la Iglesia Católica Romana y los evangélicos, ven las cosas de manera diferente, objetando temas como el matrimonio gay y quejándose de que el control gubernamental de los medios de comunicación ha ahogado las opiniones contrarias.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...