Cerrar Publicidad (10s)

El fallo del viernes que permite a Arizona aplicar una prohibición a casi todos los abortos tendrá consecuencias "catastróficas, peligrosas e inaceptables" para las mujeres, si se permite que siga en pie, dijo el sábado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Una jueza de Arizona dictaminó el viernes que es posible aplicar una prohibición de 1901 sobre casi todos los abortos en el estado, después de estuvo bloqueada durante unos 50 años.

"El fallo de ayer en Arizona es peligroso y hará retroceder a las mujeres de Arizona más de un siglo, a una época anterior a que Arizona fuera siquiera un estado", expresó Jean-Pierre en un comunicado.

Consecuencias inmediatas

La decisión obligaría a las supervivientes de violaciones e incesto a tener que dar a luz a los hijos de sus agresores, mientras que los proveedores de atención sanitaria se enfrentarían a penas de prisión de hasta cinco años por cumplir con su deber de atención, afirmó.

"Mientras esperamos los próximos pasos sobre la aplicación de la ley, las posibles consecuencias de esta sentencia son catastróficas, peligrosas e inaceptables", comunicó.

Jean-Pierre afirmó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la vicepresidenta, Kamala Harris, seguirán presionando al Congreso para que codifique la decisión Roe v. Wade de 1973 que legaliza el aborto y que fue anulada por la Corte Suprema en junio.

También puedes leer: El Palacio de Buckingham publica una foto del lugar de sepulcro de la reina Isabel

¿Quién tendrá el control de la Cámara?

El fallo de la jueza de la Corte Superior del Condado de Pima, Kellie Johnson, concedió una solicitud del fiscal general republicano del estado para levantar una orden judicial que había impedido la aplicación de la prohibición al aborto en Arizona, vigente antes de la creación del estado, tras la decisión de la Corte Suprema.

La sentencia de Johnson prohíbe todos los abortos en Arizona, excepto cuando el procedimiento es necesario para salvar la vida de la madre.

Biden sugirió el viernes que la elección de otros dos senadores demócratas en los comicios de noviembre abriría la posibilidad de que los demócratas eliminen el filibusterismo, un obstáculo legislativo que requiere una mayoría de 60 votos para ser superado, lo que permitiría al Congreso restablecer el derecho federal al aborto.

También te puede interesar: Bombardeos irrumpen en Ucrania: Rusia en el foco de atención ante la ONU por escalada

Los demócratas tienen ahora una escasa mayoría en el Senado, y dos senadores demócratas, Joe Manchin de Virginia Occidental y Kyrsten Sinema, se opusieron a acabar con el filibusterismo.

El fin del filibusterismo requeriría una mayoría simple. Para que esta medida tenga éxito, los demócratas deben mantener el control de la Cámara de Representantes y ganar dos escaños en el Senado. La mayoría de los pronósticos sugieren que los republicanos probablemente ganarán el control de la Cámara baja.

Cargando más noticias...