Cerrar Publicidad (10s)

El Servicio de Traumatología del Hospital Las Higueras, junto a la Dra Karen Weissmann, Traumatóloga de columna y especialista en Escoliosis, de la Clínica MEDS en Santiago, desarrollaron un trabajo colaborativo que permitió la intervención de un paciente que llevaba años en tratamiento por problemas a la columna y que durante el último tiempo ya no podía caminar.

Se trata de don Carlos Sepúlveda, ingeniero eléctrico de 70 años, quien sufría de escoliosis degenerativa, lo que se vio agravado por el Parkinson. Esto le generó una desviación en su columna, intenso dolor, pérdida de movilidad y un importante deterioro en su calidad de vida.

Lee también Vecinos de Palomares realizan audiencia para trasladar empresa de Asfaltos Quilin: Acusan contaminación ambiental

De acuerdo a lo señalado por el médico a cargo del caso Dr. Osvaldo Ojeda, jefe de equipo de Columna del establecimiento, “Don Carlos cuando ingresó al hospital él no podía caminar, tenia una dificultad muy
importante para la marcha, solamente podía caminar 50 metros. Además, tenía una desviación en su columna que hacía que se desbalanceara en forma lateral y hacia adelante. Lo que era incompatible con la vida diaria”.

Esto hizo que su caso fuera priorizado por el equipo de columna del Hospital Las Higueras, liderado por el Dr. Ojeda, quien desarrolló una cirugía en dos tiempos.

Operación de escoliosis

Un tiempo que se hizo mediante un abordaje lateral mínimamente invasivo y un abordaje a la semana siguiente, que se hizo por vía posterior. Ello en una cirugía de gran envergadura desde la columna cérvico-torácica hasta la pelvis, logrando un excelente resultado tanto clínico como imagenológico.

“Don Carlos se operó en esta tremenda cirugía y a los 3 o 4 días estaba en su casa de alta, caminado
erguido, que era lo que a él más le molestaba y sin dificultados para la marcha”, señaló el especialista.

El paciente se mostró contento de haber podido acceder a esta operación, puesto que la escoliosis que padecía era muy dolorosa y limitante para su vida diaria. “No podía caminar, ni manejar, ni lavarme los dientes. Estaba muy rígido y con muchos dolores. Esto es un milagro, hace dos días que me paré de la cama y pude caminar y no tuve dolor… para mi significa seguir sirviéndole a la sociedad y a mi familia” dijo don Carlos.

Te puede interesar El gas más barato de Chile estará en Penco: Cilindro de 15 kg costará 10 mil pesos

En tanto, su esposa María Luz Peña precisó que “tenemos toda la esperanza de que con esta operación va a mejorar y que él se sienta una persona útil” concluyó.

Paciente junto a su esposa
Paciente junto a su esposa

Por otra parte, y de acuerdo a lo señalado por el Dr Ojeda, la mayor expectativa de vida de los pacientes adultos mayores hoy en día, obliga a desarrollar intervenciones que antiguamente no se practicaban a personas de esta edad.

“Actualmente no podemos tolerar pacientes de la tercera edad con estas deformidades de columna en las que no podamos dar solución para mejorar aún mas su calidad de vida”.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...