Cerrar Publicidad (10s)

El delegado presidencial de la Región del Biobío, Patricio Kuhn, continúa enfrentando las repercusiones que dejó la cuestionada sesión de Gobierno Regional en el quincho de Carabineros. El encuentro del Ejecutivo se realizó el lunes por la noche, en el complejo policial de Lomas Verdes, en Concepción.

Consultado por dicha reunión, donde se requisaron teléfonos al ingresar y donde él llevó cosas "para el picoteo", indicó que no hay nada que ocultar y que no hubo irregularidades en una actividad que realizan periódicamente.

"Se trata de una actividad normal que hemos realizado muchas veces con antelación, y que aquí no solamente no hay nada que ocultar, sino que es un trabajo normal que hacemos con miembros del gabinete", sostuvo el Delegado.

Lee también:

"Mi cargo depende de la confianza del Presidente de la República y mientras la tenga voy a seguir haciendo mi trabajo aquí en la Región del Biobío (...) -la actividad- la hemos hecho muchas veces y no solo en ese recinto, sino en otros, así que es una actividad normal", agregó Kuhn.

Ante las duras sanciones solicitadas por el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, el Delegado Presidencial complementó que es de toda lógica, siempre y cuando hubiesen existido irregularidades, cuestión que aseguró, no es este el caso. "El contexto es que si hay alguna irregularidad y no la hay", cerró la autoridad.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...