Cerrar Publicidad (10s)

La esposa del presidente de México, Beatriz Gutiérrez, acusó a la prestigiosa marca estadounidense Ralph Lauren de plagiar diseños indígenas para comercializarlos supuestamente sin autorización, lo que calificó como una apropiación del trabajo de las culturas prehispánicas del país.

La denuncia hecha por la también presidenta honoraria del Consejo Asesor de Memoria Histórica y Cultural de México se produce un día después de que la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, anunciara en su cuenta de Twitter que el Gobierno "se pronunciará" sobre el caso.

"Oye Ralph (Lauren): ya nos dimos cuenta de que te gustan mucho los diseños mexicanos, sobre todo los que elaboran culturas ancestrales que preservan la tradición textilera", afirmó Gutiérrez, doctora en literatura, en su perfil en Instagram.

Lee también Nokia y Ericsson se desploman tras la erosión en márgenes por su lucha de patentes

La publicación muestra la foto de un abrigo, con coloridos motivos indígenas, colgado en una tienda. En la etiqueta puede leerse Ralph Lauren. La empresa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de Reuters, que encontró la misma prenda en el sitio web de una tienda departamental con un costo de 360 dólares.

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, iniciada en diciembre de 2018, ha emprendido una intensa campaña de reivindicación del patrimonio precolombino local, que incluyó denuncias contra casas de subastas de Estados Unidos y Europa, y le permitió recuperar decenas de piezas antiguas.

Gutiérrez remarcó en su mensaje a Ralph Lauren que "el plagio es ilegal e inmoral". "Ojalá resarzas el daño a las comunidades originarias que hacen ese trabajo con amor y no con fines lucrativos millonarios", afirmó.

Además, atribuyó la autoría de los diseños a una comunidad indígenas de Contla, en el estado central Tlaxcala, y Saltillo, en el norteño Coahuila. Su postura recibió el respaldo de muchos usuarios en Instagram. "Muy bien, doctora, tiene toda la razón", escribió una internauta.

En julio, el Gobierno solicitó a la minorista de moda china Shein una explicación por usar elementos indígenas mayas en una de sus prendas. La marca respondió eliminando la prenda. En otros casos se quejó de la francesa Louis Vuitton, la diseñadora venezolana Carolina Herrera, la española Inditex y la estadounidense Patowl.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...