Cerrar Publicidad (10s)

Impacto causó la denuncia por vulneración de derechos de un niño con síndrome de down (7), en la Escuela Escuadrón de Coronel. En su relato, la técnico diferencial que amarró con cordones de zapato al niño para evitar que se parara, señaló que la práctica ya se hacía desde antes. El Programa de Integración Escolar (PIE) informó que al preguntar por la atadura, les respondieron que “la técnica se usaba desde el semestre pasado”.

Cabe recordar que Ingrid Pozo, presidenta del Centro General de Padres de la Escuela Escuadrón, denunció públicamente la situación. Sostuvo que “un niño de segundo básico era atado de pies a su pupitre, a su mesa por las asistentes que tenía en su aula. Hacían esto para poder mantener quieto al niño".

Informe con relatos de docentes

En el informe de la situación que la Escuela Escuadrón entregó al Departamento de Educación Municipal (DEM) de Coronel, se entregan los relatos de las docentes involucradas. Una educadora diferencial relató que ingresó a la sala y que preguntó a una técnico diferencial cómo había estado el niño. Ella le respondió que “no muy bien, ya que el estudiante se arranca a cada momento”. Añadió que se dio cuenta que el pequeño “estaba amarrado con los cordones de sus zapatos a las patas de la silla”.

Cuando le preguntó qué estaba pasando, la educadora relató que la técnico diferencial le respondió que “el estudiante se escapa todo el rato". Añadió que también le habría dicho que "la técnico titular ocupaba esa práctica para mantenerlo tranquilo”.

En el informe, la coordinadora del PIE relata que “al preguntar por qué estaba atado, la técnico diferencial responde que era una técnica que se usaba desde el semestre pasado”. Al tratar la situación, con aquella docente, está le indicó que “era una práctica instaurada y que, por ese motivo la realizó”.

"No pensé que estaba mal"

En tanto, la técnico diferencial reemplazante aseguró que “llegué a trabajar al curso y después de tres días,como el estudiante se arrancaba, se me acerca la tía (asistente de aula) y me dice que lo amarre a las patas de la silla”. Afirmó que así lo hacía otra docente. “no pensé que estaba mal y tampoco cuestioné a la otra asistente”.

Por su parte, el informe señala que la asistente de aula a quien la reemplazante alude, habría dicho que “viendo a la técnico que estaba colapsada por el desorden que el alumno provoca, le sugerí, para ayudarla, que le amarrara los cordones. Esto lo había hecho una vez, como una forma de que el alumno se regulara, cuando me tocó estar solo con él, porque no tenía técnico”. Afirmó que dicha “práctica” había sido ya implementada por otra docente. “Por eso lo intenté y se lo sugería a la colega”, indicó según el reporte del PIE.

Municipalidad de Coronel presentó acciones

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, señaló que "como sostenedor de la educación municipal, no vamos a aceptar ningún tipo de vulneración de derechos. Nos hemos reunido con la comunidad educativa y el centro general de padres. He instruido a la abogada realizar la investigación sumaria respectiva. El municipio, a través de su Departamento de Educación Municipal, vamos a realizar una querella criminal contra todo aquel que resulte responsable".

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...