Cerrar Publicidad (10s)

Indignación existe entre los apoderados de la Escuela Escuadrón de Coronel. Denunciaron que un niño con síndrome de down, de 7 años, habría sido amarrado con los cordones de sus zapatos a su pupitre, para mantenerlo tranquilo durante las jornadas de clases. La acusación ya está en conocimiento de la municipalidad de la comuna, desde donde se indicó que se presentará una querella criminal contra quienes resulten responsables.

Ingrid Pozo, presidenta del Centro General de Padres de la Escuela Escuadrón, indicó que “estamos apoyando a la madre, ya que un niño de segundo básico, era atado de pies a su pupitre, a su mesa por las asistentes que tenía en su aula. Hacían esto para poder mantener quieto al niño".

Añadió que "por la condición que tiene, es hiperactivo. Él tenía una asistente personal para él, que estaba al 100% con él. Y aparte estaba la asistente de aula, que es la que trabaja con todos los niños de su curso. Las dos practicaban estas conductas”.

Municipalidad anunció acciones

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, que "como sostenedor de la educación municipal, no vamos a aceptar ningún tipo de vulneración de derechos. Nos hemos reunido con la comunidad educativa y el centro general de padres. He instruido a la abogada realizar la investigación sumaria respectiva. El municipio, a través de su Departamento de Educación Municipal, vamos a realizar una querella criminal contra todo aquel que resulte responsable".

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...