Cerrar Publicidad (10s)

Nada de bien cayeron las palabras del Alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo, en la familia de Otto Wild y Verena Wild. Y es que el jefe comunal legitimó la toma del fundo San Miguel. Sin embargo, el terreno fue usurpado por una comunidad pehuenche, además un incendio consumió la casa patronal.

"Él sabe que cuando llegó a Chile y miró al sur estaba con pehuenche, con mapuche. Él compró donde dice Fundo Callaqui, eso fue de la comunidad indígena Callaqui y está claro porque hay un escrito ancestral y él compró sobre eso de forma fraudulenta. Además, el Estado fue responsable de garantizar que esa compra estaba bien, entonces el Estado debe resolver ese tema con los distintos migrantes que llegaron, pero siempre ocuparon los territorios indígenas", declaró Nivaldo Piñaleo.

En esa línea, el jefe comunal fue categórico en que "los títulos de dominio para la sociedad son importantes, pero para nosotros los pehuenche no lo es porque siempre hemos vivido en la tierra. Esto es legítimo porque es de la gente, es de los pehuenche de allá, entonces él sabe que compró un problema".

Lee también: Alcalde de Alto Biobío legitimó toma de fundo San Miguel: "Es de los pehuenche"

Producto de estas declaraciones, Otto Wild afirmó que está en conversaciones con su abogado, estudiando proceder con una acción legal por los dichos del jefe comunal. "Me parece que las palabras del Alcalde no son ciertas, no es verdad", dijo.

Mientras que José Miguel Stegmeier, presidente de Socabio, aseveró que el Alcalde "se equivoca. No está diciendo la verdad. Nosotros tenemos antecedentes claros de títulos que tiene la familia Wild. También hay constancia histórica de que ese nunca fue un terreno ancestral ni para pehuenche ni otro tipo de etnias, era una zona boscosa, de tránsito probablemente".

"El Alcalde de alguna forma está desconociendo la institucionalidad chilena (...) Otto está muy molesto, porque él compró como pequeño inversionista extranjero; que vio que lo vendía su legítimo dueño. La familia está muy molesta con esto, porque además vivían en Alto Biobío, por lo tanto el Alcalde también debería estar preocupado por ellos. Es una declaración grave del Alcalde, desde el punto de vista de la intencionalidad de sus dichos. Estamos estudiando de cómo enfrentamos ese problema, porque en definitiva el Alcalde está demostrando una parcialidad respecto a un problema en el que debería ser absolutamente independiente", concluyó el dirigente gremial.

"Verdad histórica versus la verdad legal"

Respecto a esta problemática, la delegada de la Provincia de Biobío, Paulina Purrán, indicó que como Gobierno "estamos buscando estas instancias de diálogo y de paz, a través de estas mesas de trabajo y de poder entregarle soluciones concretas a la familia; pero siempre a través del diálogo y de la paz".

"Hay una verdad histórica y hay una verdad legal que nosotros como Gobierno estamos respetando, y estamos entregando un trabajo en conjunto para con la familia y con quienes también hicieron ingreso al Fundo San Miguel", cerró la autoridad provincial.

Cargando más noticias...