Cerrar Publicidad (10s)

Hace tres meses aproximadamente la familia de Otto y Verena Wild fue desalojada de su terreno. Además, un ataque incendiario consumió la casa patronal ubicada al interior del Fundo San Miguel, en Alto Biobío. Respecto a esto el alcalde de dicha comuna, Nivaldo Piñaleo, comentó que la seguridad es un punto importante para la zona, no obstante, aseguró que Otto Wild era consciente de los problemas que traería la compra del terreno, ya que siempre ha sido de los pehuenches.

“Él sabe que cuando llegó a Chile y miró al sur estaba con pehuenches, con mapuches. Él compró donde dice Fundo Callaqui, eso fue de la comunidad indígena Callaqui y está claro porque hay un escrito ancestral y él compró sobre eso de forma fraudulenta. Además, el Estado fue responsable de garantizar que esa compra estaba bien, entonces el Estado debe resolver ese tema con los distintos migrantes que llegaron, pero siempre ocuparon los territorios indígenas”, declaró Nivaldo Piñaleo, alcalde de Alto Biobío.

En esa línea, el jefe comunal fue categórico en que “los títulos de dominio para la sociedad son importantes, pero para nosotros los pehuenches no lo es porque siempre hemos vivido en la tierra. Esto es legítimo porque es de la gente, es de los pehuenches de allá entonces él sabe que compró un problema”.

Lee también Arauco alcanza acuerdo con Brasil para construir planta de celulosa por US$ 3 mil millones

Cabe recordar que de acuerdo con los antecedentes, un grupo de comuneros pehuenches habría cumplido la amenaza que hicieron hace algunos meses, cuando se tomaron el terreno y prendieron fuego al inmueble. Si bien el terreno contaba con resguardo de Carabineros, de igual forma los encapuchados les habrían disparado a los uniformados, según el relato de la nuera de Otto Wild, Viviana Salazar.

Piñaleo se mostró firme sobre la importancia de la seguridad en la zona y el desarrollo de espacios de diálogo para terminar con los hechos de violencia. Sin embargo, para la autoridad "el diálogo tiene que ir con respuestas que son necesidades básicas. El derecho a la educación en Alto Biobío todavía no se ejecuta ¿Por qué no se ha resuelto eso? Pero si se le exige a la gente que tiene que dar garantías en seguridad. Lamentablemente la sociedad o el Gobierno de turno tiene que ver estos hechos de violencia y eso no está bien, nosotros tenemos que educar mediante el diálogo para dar soluciones”.

Te puede interesar “We Tripantu” se conmemoró en Hospital Regional de Concepción

Así también puso como ejemplo los deteriorados que están los caminos en la zona, una situación que deficulta el traslado de los habitantes de la comuna. “Hoy los caminos de interior o vecinales en Alto Biobío están terriblemente reventados, pero ¿A quién le importa? ¿A la sociedad le importa eso? A nosotros como territorio que vivimos con las comunidades sí nos importa porque tenemos hijos, adultos mayores, personas que deben hacerse diálisis, ambulancias que se rompen, vehículos con recursos municipales que no son grandes, pero que ayudan mucho y necesitamos que eso se solucione”, reveló.

Las necesidades básicas tienen que ir de la mano con las cosas que quiere recuperar la gente, la gente quiere recuperar la confianza, la conversa que hemos tenido por historia”, sostuvo.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...