Cerrar Publicidad (10s)

Las histriónicas intervenciones en la televisión de Javier Milei, un ruidoso economista admirador de Donald Trump, dejaron de ser una curiosidad para volverse una piedra en el zapato de los políticos tradicionales de Argentina.

Tras volcarse a la política en 2021, Milei fue electo diputado y ,desde entonces, no ha dejado de crecer en los sondeos para los comicios presidenciales de 2023 con un discurso que ataca a la "casta política" y defiende una liberación total de la economía.

"Para la lógica de la política, yo soy un error, porque justamente lo que vengo a hacer es a patear sus privilegios", dijo Javier Milei en una entrevista con Reuters en Buenos Aires, durante el sorteo mensual de su sueldo de diputado, una colorida iniciativa que transmite en vivo por redes sociales.

La crisis económica de años, con una tasa de inflación cercana al 60% y una pobreza del 40%, ha desencantado a los argentinos con las recientes gestiones de las dos grandes coaliciones políticas del país.

Javier Milei sube en las encuestas presidenciales

En ese contexto, el "error" ha crecido en las encuestas hasta ser uno de los precandidatos presidenciales con mayor intención de voto, en algunos casos superando a los líderes de la alianza opositora de centroderecha Juntos por el Cambio y del oficialismo de centroizquierda Frente de Todos.

Según un reciente sondeo de la consultora Ricardo Rouvier & Asociados, el economista libertario cuenta con una intención de voto del 37,7%, solo por debajo del opositor Horacio Rodríguez Larreta, con el 44,7%.

Sus virulentos ataques a la política tradicional con un lenguaje directo -en particular a los partidos de izquierda-, sus conductas extravagantes y su sólido lenguaje técnico sedujeron inicialmente a los hombres jóvenes, pero su voto potencial ya es heterogéneo.

Controvertido, el diputado del partido La Libertad Avanza fue cuestionado por negar la pandemia de COVID-19. También se opone a la legalización del aborto y defiende la libre portación de armas para reducir la delincuencia. Además, dijo que eliminará el ministerio que actualmente defiende los derechos de la mujer.

Lee también: Presidente de México calificó de "genocidio" el embargo de Estados Unidos a Cuba

Javier Milei "está creciendo. Es lo que muestran todas las encuestas", señaló Shila Vilker, directora de Trespuntozero. Los últimos sondeos de la consultora mostraron que el partido del economista tiene una intención de voto del 20%. Por el otro lado, el oficialismo y la oposición cuentan con poco más del 30%.

"Hoy es una figura que pone en jaque y tensa, patea el tablero político nacional (...) La pregunta, si sigue creciendo, es si va a dinamitar el sistema", dijo Vilker sobre el economista al que sus seguidores idolatran como a una estrella de rock.

Su ascenso en las encuestas no pasó desapercibido para el "status quo" político. Dividida ante su fulgurante figura, la oposición analizó incorporarlo a sus filas -algo que Milei rechazó calificándola de "tibia"- y el peronismo oficialista lo ha convertido en blanco de sus ataques.

Pero hacerse del poder no será sencillo para el diputado libertario. Ningún político argentino llegó en el último siglo a la presidencia sin aliarse con alguno de los dos principales partidos del país, el peronismo y la Unión Cívica Radical.

"Les gano a todos"

Muchos lo comparan con Trump o con el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, por su discurso antisistema, sus palabras transgresoras y sus iniciativas de derecha. Pero Milei exhibe también un vocabulario académico que seduce a los votantes, con propuestas extremas que resultan coherentes.

"Es un fenómeno que pone en escena la insatisfacción con la clase política. Los estudios cualitativos caracterizan a Milei con dos atributos básicos: el que sabe y el que no tiene miedo", sostuvo Vilker.

Con un pasado de joven rockero y futbolista, la popularidad del economista comenzó a crecer hace cinco años, al ser invitado asiduamente a programas televisivos para opinar sobre la misma realidad que ahora pretende cambiar de forma directa.

El fenómeno mediático se extendió a una obra de teatro llamada "El consultorio de Milei". Allí hablaba de economía y sobre excéntricas iniciativas como disfrazarse de superhéroe para combatir a los "keynesianos".

Lee también: Oposición venezolana definirá en elecciones primarias el candidato presidencial para 2024

"Argentina ya viene probando con la receta de la socialdemocracia desde hace 100 años. Pasamos de ser uno de los países más ricos del mundo, y hoy somos el 70", explicó a Reuters Milei, vestido de traje gris y corbata, atuendo que en sus actos suele cambiar por una informal campera de cuero.

Si logra la presidencia a fin de 2023, el economista prevé una reforma del Estado para reducir el gasto público -"en especial en todas las áreas donde los políticos roban", según sus palabras. Además, impulsará una baja de impuestos y una reformulación del mercado laboral.

También pretende eliminar el banco central para que los argentinos puedan optar por otras monedas además del devaluado peso. A diferencia del proteccionismo de Trump, Javier Milei suprimiría todas las barreras arancelarias junto con el bloque Mercosur, conformado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

Con confianza, el diputado no teme a los grandes partidos políticos para las elecciones de 2023: "No me importa quién sea mi rival en el balotaje, les gano a todos".

Lee también: El rey emérito viajará por primera vez a España tras el escándalo por presunto fraude

Cargando más noticias...