Cerrar Publicidad (10s)

Las tías del jardín infantil Nuestra Señora de La Victoria se vieron obligadas a crear un protocolo ante las continuas balaceras que ocurren en ese sector de la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

Para intentar que los más de 80 niños y niñas no se asustaran por el tiroteo que ocurría en la calle, las tías comienzan a cantar "Conejito y el Cazador", mientras los pequeños se escondían bajo las mesas de la sala.

"Los niños y niñas llorando, tirándose en el piso. No es un ambiente propicio para ellos", dijo Rosanni Lagos, educadora del establecimiento a Canal 13.

Pese a que estos niños estaban en relativo resguardo, otros corrieron riesgo porque, al momento que estaba ocurriendo la balacera, venían recién llegando al jardín.

"Ellos venían caminado con sus familias y quedan propensos a ver estas imágenes, ver a personas con armas", dijo la parvularia Sabina Alvear.

Lee también: Madre e hija resultan heridas tras ataque armado en Tirúa: Menor recibió impacto en su frente

La balacera se produjo durante el funeral de un joven de 19 años que fue murió baleado en un velorio de alto riesgo cercano al jardín infantil.

El alcalde de Pedro Aguirre Cerda, Luis Astudillo, solicitó "un dispositivo permanente, aquí en el sector de consultorio pero también en nuestra Escuela La Victoria".

Acá hay una disputa territorial de bandas de crimen organizado y mientras no actúe, no se desarticulen estas bandas en la población La Victoria, no va a haber paz”, afirmó el jefe comunal.

Por su parte, Tania Núñez, presidenta de la junta de vecinos local, sostuvo que el abandono del Estado hacia este sector ocurre desde hace cuatro o cinco años. "Si bien ahora somos La Victoria, vemos a diario que esto ocurre en otras poblaciones", indicó.

Lee también: La UC salió a desmentir a Marcela Cubillos tras acusarla de "no aportar" al debate constituyente

Cargando más noticias...