Cerrar Publicidad (10s)

La ministra del Interior, Izkia Siches, se refirió a sus primeros 43 días de gestión y ahondó tras la polémica que hubo sobre los supuestos migrantes expulsados que habrían regresado a Chile en el mismo avión.

Referente a ello, Siches sostuvo en diálogo con El Mercurio que "estaba absolutamente convencida de que la información errónea que me transmitieron era verdad".

Tras lo ocurrido, hubo muchas voces críticas que pidieron su renuncia, pero la secretaria de Estado descartó que hubiese querido dar un paso al costado. "Nunca pensé en renunciar, me sentí respaldada por el Presidente y el comité político", dijo.

Por otra parte, abordó lo que está ocurriendo en la Macrozona Sur, concretamente en La Araucanía y también, provincias de la Región del Biobío.

Sobre ello, señaló que "hemos diseñado un plan de cinco medidas con un pilar de seguridad, pero que intenta ir a los orígenes de la violencia. Es un conflicto político que requiere soluciones políticas y se ha agudizado solo con vías policiales o militares, como hicieron otras administraciones".

Lee también: "La violencia es injustificable”: Presidente Boric presentará acciones legales contra el sujeto que le tiró una piedra

Referente a lo que sostuvo la Coordinadora Arauco-Malleco, de no considerarla como una interlocutora no válida, Siches respondió que "seguimos con la misma línea, buscar los orígenes y las soluciones políticas".

"Ello requiere dialogar con todos quienes estén disponibles al diálogo. No podemos forzar a nadie", subrayó la secretaria de Estado.

Siches también se refirió a la Convención Constitucional, que en los próximos meses vivirá un proceso clave cuando se efectúe el plebiscito de salida.

"No nos corresponde ser neutrales en este proceso. Como Gobierno, nos corresponde garantizar que el plebiscito de salida funcione, hay muchos elementos en la Convención que están dentro de nuestro programa", indicó.

Cargando más noticias...