Cerrar Publicidad (10s)

Las autoridades de Antofagasta lograron interceptar un cargamento de 12 toneladas de cables robados que serían exportados a Corea del Sur. La investigación inició tras identificar a un representante de una empresa de transporte de metales que tenía 12 sacos de cables de cobre.

Los fiscalizadores afirmaron que se percataron del ilícito cuando el sujeto no pudo justificar la procedencia de su mercancía. Según informó LUN, al individuo se le formalizó por el delito de receptación.

Personal de la PDI y Aduanas llevó la investigación hasta el puerto de San Antonio en Valparaíso en un operativo que logró decomisar el material. En concreto, los cables robados le pertenecían a una empresa de telecomunicaciones.

También puedes leer: Familiares de chilenos fallecidos en accidente aéreo en Perú piden justicia

En total, son cerca de 150 kilómetros de cable de cobre los encontrados en el almacén de un navío ubicado en el puerto de la quinta región. Dicha carga iría a parar al puerto de Busan en la lejana Corea del Sur.

El director nacional de Aduana, José Ignacio Palma, detalló los antecedentes que manejan sobre el caso.

“Venían declarada como chatarra de cobre, esto evidentemente significa una vulneración de las normas aduaneras, hay una falsedad documental de por medio. También habría un contrabando de exportación, y por supuesto que la lesión patrimonial que le causa esta acción ilícita al propietario de estas mercancías”, sostuvo.

De acuerdo con las autoridades, el material total registrado tiene un coste aproximado de 100 mil dólares u 80 millones de pesos.

Cargando más noticias...