Cerrar Publicidad (10s)

El Papa Francisco hizo una rotunda condena a la violencia machista en la primera misa que se efectuó este 2022. La liturgia fue dedicada a Santa María, Madre de Dios. También llamó a que se reivindique el rol de las mujeres en la iglesia.

De partida, el Pontífice sostuvo que "cuánta violencia hay contra las mujeres. Basta, herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer, no de un ángel, no, directamente de una mujer".

Bajo ese contexto, realizó un llamado a los feligreses a fin de que trabajen para "promover a las madres y proteger a las mujeres". Lo anterior puesto que "las madres dan la vida y las mujeres conservan el mundo".

De hecho, ante sus fieles, el Papa dijo que "la mirada de una madre es el camino hacia el renacimiento y el crecimiento. Las madres, las mujeres miran el mundo no para explotarlo, sino para que tenga vida: mirándolo con el corazón, consiguen mantener unidos los sueños y la concreción, evitando las derivas del pragmatismo aséptico y la abstracción".

Lee también: Niño instaló puesto para dar sus juguetes a los que no recibieron regalo en Navidad

Luego, apuntó a que "no podemos encontrar el lugar de la mujer en la Iglesia sin reflejarla en este corazón de mujer-madre. Este es el lugar de la mujer en la Iglesia, el gran lugar, del que derivan otros lugares más concretos, más secundarios. Pero la Iglesia es madre, la Iglesia es mujer".

El Papa también destacó a las madres que cuidan de un niño en situación de discapacidad. "¡Cuánto amor hay en sus ojos, que, mientras lloran, saben dar razones para la esperanza! La suya es una mirada conocedora, sin ilusiones, pero más allá del dolor y los problemas ofrece una perspectiva más amplia".

Finalmente, agregó que "las madres: pueden superar obstáculos y conflictos, pueden infundir paz. Así es como consiguen transformar la adversidad en oportunidades".

Cargando más noticias...