Cerrar Publicidad (10s)

Jorge Parga, contraalmirante de la Armada y Jefe de las Fuerzas para la Región del Biobío con ocasión de Estado de Emergencia, se querelló por homicidio frustrado, en subsidio por atentado contra funcionario de la Armada en su calidad de autoridad, además de porte y tenencia ilegal de armas de fuego. La acción legal apunta a F.J.P.P. (15) y K.M.S.C. (21) como autores de los delitos, ocurridos en Cañete el pasado miércoles 3 de noviembre, día en el que resultó muerto el comunero mapuche Yordan Llempi Machacán.

El libelo, al que accedió Sabes.cl, detalla que los hechos ocurrieron durante la citada jornada en la ruta P72-S, que conecta las localidades de Cañete y Quidico.

En dicho lugar, señala la querella, alrededor de las 13:50 horas en el Kilómetro 8, sector cruce Huentelolén, un grupo de 15 individuos, encapuchados y no identificados, "procedieron a derribar y quemar, mediante el uso de líquidos acelerantes de combustión, un paradero de la locomoción colectiva; así como a encender barricadas mediante la quema de neumáticos y otros elementos, obstaculizando el paso en la vía pública. Ante lo cual se generó la intervención de personal policial para despejar el camino; momento en que son atacados con armas de fuego disparadas al lugar en que se encontraba la patrulla policial. Frente a dicha agresión, el personal policial, que se encontraba en un vehículo blindado, utiliza elementos químicos de disuasión y logra dispersar a los individuos".

Lee también: Gobierno buscará extender el Estado de Excepción Constitucional en la Macrozona sur

Una hora más tarde, arribó a dicho cruce una patrulla de la Infantería de Marina en dos vehículos MOWAG, en apoyo del personal de Control de Orden Público (COP). "Instante en el cual los encapuchados se repliegan hacia las zonas boscosas que se encuentran a orillas del camino y desde esa posición atacan mediante el disparo de armas de fuego de diverso calibre al personal policial y naval en el ejercicio de sus funciones; siendo repelidos gradualmente mediante el uso de la fuerza en conformidad a lo dispuesto en el Decreto Supremo N° 8, del Ministerio de Defensa Nacional, de 2020, que establece las Reglas de Uso de la Fuerza para las Fuerzas Armadas en los estados de Excepción Constitucional que indica, todo previa autorización del Puesto de Mando", precisa el libelo.

Otro de los hechos que detalla la querella se produjo a las 18:15 horas, en el Kilómetro 10 de la ruta P72-S, a la altura del cruce Colo Colo. Allí, una patrulla de la Infantería de Marina "recibió un ataque desde el interior de un predio colindante mediante el disparo injustificado de armas de fuego en su contra; motivo por el cual, tratándose de la comisión de un delito flagrante y en plena concordancia con lo dispuesto en el artículo 129 del Código Procesal Penal, procedieron a hacer ingreso a ese predio logrando la detención de dos individuos: Un menor de edad de 15 años y un adulto de 21 años. Posteriormente se identificó a los detenidos como F.J.P.P, de 15 años de edad, y K.M.S.C.".

De acuerdo con lo expuesto en el oficio legal, junto a los detenidos se logró la incautación de:

a) 01 Fusil Calibre 7.62x51
b) 01 Escopeta de fabricación artesanal
c) 57 cartuchos de 9mm
d) 50 cartuchos de 5.56mm
e) 02 cartuchos calibre 22 largo
f) 01 vaina 9mm de fogueo
g) 16 cartuchos calibre 12
h) 01 camioneta con registro de encargo policial

Cabe recordar que el Ministerio Público no formalizó a ambos detenidos y los dejó libres. "No se reunieron, por ahora, evidencias para formalizar cargos. Se decretó su libertad, pero la investigación continúa", publicó la Fiscalía el 4 de noviembre.

Cargando más noticias...