Cerrar Publicidad (10s)

El equipo ICOVID Chile presentó un nuevo informe con los análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en Chile. 

De acuerdo con el último reporte semanal, la dimensión de contagios indicó que a nivel país, el indicador llegó aproximadamente 3,05 casos nuevos diarios por cada 100 mil habitantes. Lo anterior, se mantiene en color amarillo del semáforo ICOVID.

Por otro lado, ocurrió un aumento significativo de casos en la Región de O’Higgins, donde hubo un aumento de 17% de casos nuevos. Por otro lado, la Región de Aysén se encuentra en un nivel crítico, ya que se informó de 31,1 nuevos casos diarios promedio en la última semana. 

Además, el número de personas en promedio que puede contagiar se ha mantenido bajo desde el primero de junio a nivel nacional. Sin embargo, el reporte indica que “desde mediados de julio la transmisión ha ido sostenidamente en aumento, llegando a valores por sobre 0,85 esta semana”. 

Lee también: Detienen a sospechoso por el asesinato de una técnico en enfermería: Estaba prófugo hace ocho meses

El académico y director de la Unidad de Ciencia de Datos de la Universidad de Concepción, Guillermo Cabrera-Vives, señaló que “desde el punto de vista del número de nuevos casos, estamos viviendo una de las mejores semanas de la pandemia. Sin embargo, aún cuando la transmisibilidad es relativamente baja a nivel nacional, ha mostrado un aumento sostenido desde mediados de julio”. 

En cuanto a la dimensión de testeo, el total de test PCR informados disminuyó a 16,8 en comparación a la semana anterior, donde hubo 17,0. La positividad de estos test alcanzó un 1,4 promedio.

En la ocupación promedio de camas UCI a nivel nacional, se informó un alza marginal de 83,7% a 83,8%. “La ocupación sigue siendo considerada alta (naranja). Aunque en parte se explica porque ha bajado también el total de camas consideradas críticas y han aumentado la cantidad de hospitalizaciones no COVID-19”, explicaron.

La académica de la Escuela de Salúd Pública de la Universidad de Chile, Alejandra Fuentes, explicó que “la gran demanda de camas UCI por pacientes COVID-19 que ha caracterizado esta pandemia, ha mostrado una baja sostenida desde comienzos de junio de este año. Aunque la ocupación sigue siendo considerada alta (naranja), esta alta ocupación se explica, por una parte, por la disminución del número total de camas, y, por otra, por el cambio en el tipo de ocupación de estas camas”.

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...