Cerrar Publicidad (10s)

La agrupación Resistencia Mapuche Lavkenche reivindicó los ataques incendiarios ocurridos en la comuna de Curanilahue, Provincia de Arauco. Por medio de una declaración pública reconocieron la responsabilidad de "tres acciones de sabotaje realizadas ayer jueves en la zona cordillerana de Curanilahue, que dejaron como saldo 24 equipos forestales (entre maquinaria, procesadoras de biomasa y camiones) destruidos por las 3 unidades de weichave".

En el mismo texto indicaron que “operaron de manera coordinada en tres fundos usurpados por Bosques Arauco, empresa de los Angelini responsable, junto a Mininco, de la devastación y el ecocidio de la cordillera de Nahuelbuta”. “Esta acción además se realizó en homenaje de nuestro weichave Lemuel Fernández, al cumplirse dos años de su caída en combate el 19 de julio de 2019 en una acción de sabotaje en Tirúa”, añadieron.

Asimismo, se adjudicaron la autoría del ataque ocurrido el “lunes 12 de julio en el fundo El Hualle, sector Tucapel Alto, en Cañete, también de Bosques Arauco, donde fueron destruidos 18 equipos forestales”, apuntando que dicha acción fue en respuesta a la muerte del integrante de la CAM, Pablo Marchant.

Lee también:

En la declaratoria reiteraron su llamado a las empresas forestales Arauco y Mininco a "abandonar nuestro territorio, de lo contrario iremos por ustedes en cualquier lugar del Wallmapu histórico", advirtieron.

En la parte final de la declaración argumentaron que sus acciones “siempre irán de la mano de la exigencia de libertad de nuestros presos políticos mapuche secuestrados en la cárcel de Lebu y otras cárceles del sur. También solidarizamos con los presos políticos de la Revuelta chilena, para quienes también exigimos su pronta libertad”.

Relacionado:

“Fuera forestales, hidroeléctricas, latifundistas y yanakonas del Wallmapu", finaliza el texto compartido.

Revisa la declaración pública aquí:

Para esta y otras informaciones únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...