Cerrar Publicidad (10s)

El nuevo gobernador de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz, abordó distintos temas luego de abrochar el triunfo en segunda vuelta. La autoridad indicó que abogará por la descentralización y proyectos que permitan el desarrollo de la zona.

"Asumí esta campaña desde un profundo sentido de responsabilidad. Espero contribuir a hacer una buena política. Vamos a tratar de generar espacios de diálogo con todas las personas que forman parte de la región; incorporando ideas que fueron planteadas por otras candidaturas y particularmente todo lo que tiene que ver con la necesitada de cuidar el planeta y equilibrar el trabajo, la necesidad de generar trabajo para nuestra gente con la sostenibilidad de las iniciativas que se generen", dijo Diaz.

El primer Gobernador Regional del Biobío también planteo la opción de eliminar el cargo de Delegado Presidencial, porque es una administración "inoficiosa" bajo el alero del centralismo. "El centralismo es una forma de gobernar que le hace mucho daño al país (...) con respuestas que llegan tarde, muchas veces mal diseñadas, porque hay gente que no conoce el territorio y además nos llega por parcialidades", indicó.

Lee también

En ese punto, Díaz explicó que la construcción de una vía que conecta Talcahuano con Hualqui empezó hace 30 años y todavía falta, porque según dijo, "para construir una línea de metro, que ya deben ir en la Línea 10, sale rápidamente. La gente de nuestra zona necesita respuestas y me parece que la figura de los Delegados Presidenciales es una figura inoficiosa, es una figura que no tienen recursos, que no cuenta con ninguna posibilidad de sortear alguna crisis".

Así las cosas, Rodrigo Díaz enfatizó en la eliminación de la figura del "delegado" y mantener a un "Seremi de Gobierno Interior".

También la nueva autoridad regional electa se refirió a la crisis de participación en el balotaje, donde obtuvo cerca de 10 mil votos menos que en primera vuelta.

Relacionado: Así quedó la administración del Biobío tras segunda vuelta de Gobernadores Regionales

"Hemos tenido sobre el 70% de respaldo, prácticamente la misma votación que tuve en la primera vuelta, lo que claramente da a conocer que hay una preferencia y una opción clara. El que no tiene legitimidad es quien ocupa el cargo de Delegado Presidencial, que no lo ha designado nadie, que tiene un Gobierno que tiene menos de un 10% de adhesión", argumentó Díaz.

Asimismo, el electo Gobernador Regional indicó que conversará con los Constituyentes electos por la Región del Biobío sobre brindarle mayores atribuciones y poder a las regiones para "hacer mejores políticas públicas".

Cargando más noticias...