Cerrar Publicidad (10s)

En los últimos años, la policía detuvo a muchos usuarios de la cannabis medicinal por acusaciones de narcotráfico. Rodrigo Barraza fue uno de ellos, a quien se le llevó detenido y luego se le absolvió. Tiempo después, se suicidó.

Barraza tenía en su domicilio un auto cultivo y contó con la autorización de Fundación Daya, una organización sin fines de lucro, para tenerlo. Esta fundación se centra en la investigación y promoción de terapias alternativas orientadas a aliviar el sufrimiento humano.

También tuvo el visto bueno de médicos especializados, ya que debía suministrarle el aceite de cannabis a su hijo autista. La pareja conformada por Rodrigo Barraza y Catherine Gajardo tenía un total de 15 plantaciones medicinales, que crecieron con semillas otorgadas por la Fundación.

A Rodrigo la PDI no tardó en detenerlo, pese al permiso que tenía y se le condenó a diez meses de arresto domiciliario. La policía no tomó las pruebas que exculpaban a Barraza durante el allanamiento.

Tiempo después, el Tribunal lo absolvió de los cargos, ya que existían las pruebas que aseguraban que eran para uso medicinal. Sin embargo, en el matinal de CHV, Contigo en la mañana, declaró que "es irreparable el daño que me hicieron".

Lee también: Comisiones de Constitución e Interior aprueban en general postergar elecciones de abril

También se reveló el mal rato que vivió durante su detención y posterior a ella. Según Catherine Gajardo, Barraza llegó a sentirse perseguido y pensó que la Policía lo seguía.

Rodrigo tomó la drástica decisión de suicidarse el 17 de septiembre del 2020 y según lo que declaró la madre, Nidia Acevedo, "para tomar esa decisión es porque mi hijo estuvo mal y nadie lo ayudó". También recalcó que él no hizo nada malo, que cada decisión que tomó fue por su hijo.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...