Cerrar Publicidad (10s)

Una madre en México dio muerte a su propio hijo y luego lo enterró en el patio. La acusada arrojó al menor contra un escalón de la casa porque no quería quedarse dormido. Tras conocidos los hechos, los tribunales condenaron a la madre a 42 años de cárcel por el homicidio.

La mujer, identificada como Jazmín Dayana, confesó el crimen y se le condenó a los 4 días de conocido el caso.

Según se informó, la madre mató al menor a golpes en compañía de su pareja porque el niño no quería dormir. En este sentido, se dio una orden de búsqueda y captura de Mauricio, pareja de la mujer conocido como "El Deaf". El hombre es originario de El Paso, Texas (USA).

El niño, de dos años de edad, creció en un entorno de violencia continúo desde su nacimiento en la ciudad Sonora, en México. La misma abuela del menor había denunciado previamente en redes sociales el trato el infante e incluso solicitó su custodia.

También puedes leer: Histórico: Papa Francisco se convirtió en el primer Santo Padre en visitar Irak

A pesar de esto, las peticiones no fueron escuchadas. Según informó la abuela a medios locales, el 17 de febrero perdió todo contacto con su hija y con el niño.

El informe policial indica que el 31 de enero la madre arrojó a su propio hijo contra las escaleras de la casa, de modo que el menor falleció por el golpe. No hubo ningún llamado a emergencias y tampoco se le llevó a un hospital.

El reporte médico arrojó que el menor, identificado como Sebastiano, murió a causa de una ruptura en la columna y un traumatismo cráneo encefálico. Según recopiló el medio Infobae, la pareja envolvió el cuerpo del infante y lo enterraron tres días después. El hombre se escapó del lugar.

Tras cometer el crimen, la mujer no volvió a contactarse con su familia. Mientras tanto, la abuela y el padre biológico del niño informaron la desaparición de Sebastiano y comenzaron a buscarlo. En aquel entonces ni siquiera consideraron que la madre quería ganar tiempo dándolo por perdido.

El descubrimiento del crimen se produjo por la denuncia del dueño del terreno donde la mujer decidió enterrar a su hijo. El sector está ubicado a media milla de la casa.

El dueño del lugar sostuvo que la mujer le pidió permiso para limpiar la zona, sin embargo, pudo notar algo raro en su conducta. Algunos días más tardes notó que el cuerpo del menor se encontraba en ese terreno.

La policía actuó rápidamente y capturó a Jazmín en un departamento en Adolfo López Mateos. "Ante los datos de prueba, aceptó su culpabilidad y acompañada por su abogado defensor, optó por el procedimiento abreviado por homicidio infantil e inhumación cometido en agravio de su hijo de 2 años de edad” expresó la Fiscalía.

Para esta y otras informaciones, únete gratis a nuestro canal de Telegram haciendo click aquí.

Cargando más noticias...