Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Cuando el diezmo es más importante que la salud de sus fieles

Publicado por Redacción Sabes

13/04/2020 14:34:58

Estamos enfrentando una crisis sanitaria y económica sin precedentes para la mayoría de la población en todo el mundo y hoy más que nunca pareciera que las personas se están aferrando con fuerza a Dios en búsqueda de esperanza en medio de una emergencia humanitaria, casi apocalíptica para muchos.

El recién terminado fin de semana santo fue muy distinto y evidenció la toma de conciencia de quienes conmemoran esa fecha con mucho respeto y reflexión.

Lee también: La inconsistencia de Saavedra

Sin embargo, algunos lideres y lideresas cristianas no están a la altura de la situación.

Desde que comenzó el confinamiento por el coronavirus en nuestro país -y en el resto del mundo-, algunos de ellos han burlado las medidas decretadas por las autoridades y han realizado cultos incluso siendo ellos confirmados positivos con el virus, poniendo en riesgo la vida de muchos fieles que asisten a los encuentros religiosos.

Lamentablemente, en Biobío no hemos sido ajenos a esta irresponsable y reprochable acción. Hace dos semanas se confirmó un brote de coronavirus en una iglesia evangélica en San Pedro de la Paz, que posteriormente se expandió a otras comunas.

Inicialmente se informó que siete personas habrían dado positivo tras el culto, pero más tarde la situación escaló a una propagación masiva en esa misma comuna y a la expansión del virus a Hualpén. Hasta hoy ambas comunas se encuentran con medidas restrictivas para frenar la curva de contagios.

A raíz de esto, la autoridad sanitaria reiteró su llamado a no realizar este tipo de encuentros y suspendió las autorizaciones para que se continúen celebrando cultos religiosos, actividades deportivas y culturales en toda la Región del Biobío.

Te interesará: Teletrabajo, Equidad de Género y Corresponsabilidad Familiar

No obstante, se han reportado otros casos de vulneración. Algunos de ellos no han salido a la luz pública. Pastores, principalmente evangélicos, siguen realizando las ceremonias e invitando a sus fieles a participar de ellas burlando las medidas decretadas por la autoridad, contra todo sentido común.

Urge que la justicia los persiga y castigue, porque a todas luces pareciera que están más preocupados del diezmo que de la salud de aquellos y aquellas creyentes que aman a Dios.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....