Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Tiempos de electromovilidad

Publicado por Andrés Espinoza

20/01/2020 17:42:21

La reciente realización de la competencia Fórmula E en Chile, además de ser un evento deportivo que ya se realiza hace tres años, ha involucrado también un espacio o momento en el año en que la opinión pública observa o reflexiona en torno a la electromovilidad.

Lee también: ¿Otro golpe a la economía y bienestar regional?

Y es que el último año ha sido un periodo especialmente relevante en políticas públicas sobre la materia: no sólo se lanzó la “Estrategia Nacional de Electromovilidad” a nivel de Gobierno, sino que en hechos se incorporaron 386 buses eléctricos al transporte público dejando a Chile con la flota eléctrica más numerosa en América Latina, se ha incentivado incluso el recambio de taxis convencionales por eléctricos o híbridos mediante subsidios y también se han renovado recientemente por el Ministerio de Energía el compromiso público-privado para promover su desarrollo.

Aporte del columnista: Chile – Ministro de Energía ratifica su compromiso con la electromovilidad

En la esfera privada, por otro lado, ha crecido exponencialmente el interés por adquirir un vehículo eléctrico o bien uno híbrido. En efecto, si bien a partir del año 2011 se lanzó el primer vehículo eléctrico en el mercado chileno, sólo se vendieron 5 unidades en 2012 y la misma cantidad en 2013. Unos años más tarde, en 2018 ya se vendían 197 vehículos eléctricos en el país, tendencia que continuó en aumento durante todo el 2019.

Te interesará: ¿Hay luz al final del túnel?

Con todo, pese que los avances en electromovilidad han sido relevantes, por ahora se han concentrado en su mayoría la capital y su expansión hacia el resto de las regiones está aún en proceso. No obstante aquello, es aquí es donde surge una valiosa oportunidad para los gobiernos regionales y autoridades municipales para promover a nivel local la electromovilidad, ya que si bien en nuestro país no existen créditos fiscales o bonos para la adquisición de vehículos eléctricos como los hay en países como Estados Unidos o Alemania, si se podrían en cambio adoptar otros modelos de incentivos regulatorios a nivel local, como por ejemplo la asignación de vías exclusivas, exención del valor del permiso de circulación, estacionamientos reservados o libres, o bien rebajas de autopistas o peajes.

En cualquier caso, este será uno de los grandes cambios del país en los tiempos que se avecinan, y a pesar de que actualmente nos encontramos en una transición, sea regulatoria, de infraestructura o formación en la materia, sin duda alguna la electromovilidad ya está instalada en nuestro presente, y atrás han quedado los tiempos cuando se veía con distancia y lejanía.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando....