Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Inmunoterapia: La vacuna personalizada que podría ser la esperanza contra el cáncer

Publicado por Sergio Fuentes

07/12/2019 11:24:38

Según datos revelados por el Ministerio de Salud el cáncer ronda el 25% de las muertes anuales, lo que sitúa a esta enfermedad como la segunda causa de mortalidad luego de los padecimientos del aparato circulatorio.

La inmunoterapia o terapia biológica se abre paso de manera paulatina para el tratamiento del cáncer en Chile como una alternativa o un complemento a los métodos tradicionales más conocidos como la quimioterapia y radioterapia, señalan expertos del área.

Lee también: Vivir con cáncer: La importancia de recibir un buen tratamiento y en el momento oportuno

Esta técnica funciona de manera que estimula las defensas naturales del organismo para combatir el cáncer, utilizando sustancias producidad por el cuerpo o elaboradas en laboratorios para restaurar o mejorar las funciones del sistema inmunológico.

De esta forma, detiene o retrasa el desarrollo de las células cancerosas, puede impedir las metástasis (expansión del cáncer a otras partes del cuerpo) y ayuda al sistema inmunológico a destruir las células cancerosas, según los especialistas.

En conclusión, y a diferencia de la quimioterapia, la inmunoterapia no ataca células buenas y malas. Aquí es el propio sistema inmune del paciente el que combate el cáncer, lo que genera múltiples beneficios.

Estimaciones

Según proyecciones de los expertos, se espera que para el 2020 el cáncer alcance el primer lugar como causa de muerte en Chile, donde ya tiene esa posición en cinco regiones.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de cien tipos de cáncer, que se ha convertido en varias regiones del orbe en la segunda causa de muerte, por lo que urge la necesidad de nuevos tratamientos para combatirlo.

La Inmunoterapia en Chile

El interés por el desarrollo de la inmunoterapia tiene una sólida base en nuestro país, donde según datos del Minsal, el cáncer bordea el 25 % de las muertes anuales, ubicándolo como la segunda causa de mortalidad tras las enfermedades del aparato circulatorio, con una tasa de incidencia de 216,9 decesos por cada 100.000 habitantes en 2017.

“La inmunoterapia de células dendríticas es considerada el primer tratamiento para manejo de enfermedad tumoral residual luego de un tratamiento exitoso de oncología convencional y también para pacientes sin más opción convencional”, explica el doctor Ramón Gutiérrez, médico oncólogo y director ejecutivo de la empresa BioGénica.

Además “posee efectos terapéuticos y mecanismos de acción inmunológicos absolutamente complementarios a los programas de cuidado paliativo para un paciente y es considerada el ‘punto de inicio’ al ámbito de la inmunoterapia en tumores sólidos, con una simple aplicación ambulatoria, intradérmica (piel)”, acotó el doctor José Carlos Castillo, director de ReCell, un Centro Clínico de BioGénica.

Gracias al apoyo de la estatal Corporación de Fomento (Corfo), BioGénica logró surgir en Concepción, para llevar a cabo el estudio y desarrollo de tratamientos de inmunoterapia para enfermedades oncológicas.

Por su parte, el centro clínico ReCell ha desarrollado desde hace seis años tratamientos de pacientes con cáncer mediante la inmunoterapia, enfocados exclusivamente en células dentríticas (células inmunitarias de tejidos como la piel, que estimula las respuestas inmunitarias mediante un antígeno).

Esto ha permitido fortalecer el sistema inmunológico de sus pacientes, activando linfocitos contra sus células tumorales específicas, sin reacciones adversas, complicaciones o deterioro de su condición clínica, según indican.

¿Cómo funciona la inmunoterapia?

Las células dentrícas aplicadas al paciente estimulan linfocitos de los ganglios linfáticos, potenciando hasta en un 40 % los efectos de una quimio o radioterapia reciente y disminuyen hasta en un 70 % la eventual reaparición del cáncer”, explica el doctor Roberto Tubíñez, experto de ReCell.

Tubíñez también agrega que los protocolos más avanzados, de segunda y tercera generación “alcanzan cada vez mayor efectividad y mejor tolerancia en los pacientes y han optimizado numerosos aspectos de los protocolos iniciales de células dendríticas”.

Por ello, enfatiza sobre la importancia de “la información profesional al paciente y evitar protocolos inefectivos, que algunos centros ofrecen preparar incluso en 24 horas”.

Según los expertos, en pacientes que no obtuvieron buena respuesta a la oncología básica y el cáncer sigue presente, la inmunoterapia reduce hasta en un 80 % la intensidad de las complicaciones clínicas derivadas del tumor; mejora la calidad de vida y extender su sobrevida en hasta un 325% según el tipo de cáncer del paciente.

No obstante, el doctor Ramón Gutiérrez advierte, que por ser una terapia biológica el mismo protocolo puede evolucionar distinto en cada paciente “por factores dependientes del tipo de cáncer, la funcionalidad de sus células dendríticas y el hospedaje inmunológico que desarrolla el paciente”.

Por otra parte, el profesional subraya la importancia en que se de desde el sistema público la posibilidad de que los pacientes con cáncer accedan a la inmunoterapia.

“Si lo requieren sería un enorme avance, de gran impacto para la población, pero sobre todo un paso que se debería dar, pue si bien en Chile pareciera que esta es aún una terapia del futuro, por su llegada reciente, sin embargo, hay países donde hace más de dos décadas se está aplicando, por lo que es en realidad el presente.

Aplicación

Es un tratamiento que no es dirigido al tumor y que busca despertar al sistema inmunológico para reconocer a un tumor que se desarrolló escondiéndose del sistema inmune.

Posteriormente que se consigue “despertar” el sistema inmunológico, este ataca y destruye al tumor, indica Carlos Barriosoncólogo clínico del Latinamerican Cooperative Oncology Group.

Se trata de protocolos personalizados que combaten o eliminan células cancerosas, incluso previniendo su reaparición tras el tratamiento, ya que crean memoria inmunológica por años.

“Estas aplicaciones se desarrollan a partir de células extraídas del propio tumor, ocupadas en laboratorio para reprogramar células obtenidas de la sangre del paciente, llamadas células dendríticas, para luego reintroducir al cuerpo del paciente”, explicó el doctor José Carlos Castillo, director de ReCell.

Castillo agrega que los expertos indican, y su trayectoria confirma “que lo interesante de esto es que el tratamiento, especialmente el protocolo de tercera generación, ha demostrado ser seguro, no invasivo para el paciente y tampoco tiene efectos adversos ni tóxicos relevantes”.

Te puede interesar: Medicina regenerativa: Una nueva oportunidad para los pacientes con artrosis de rodilla

Cabe destacar que los cánceres que más tratan en BioGénica y ReCell, son el gástrico, próstata, mama, colon y melanoma. También se ha vuelto recurrente el de la vía biliar.

Más información en www.recell.cl o llamando al +56947711179.

Cargando....