Cerrar Publicidad (10s)


Sorpresa causó en todos los intervinientes en el Juzgado de Garantia de Bulnes la presencia de la jueza Karina Luna quien apareció en estrado ni más ni menos que con su perro poodle a dirigir una audiencia.





El momento fue captado en una fotografía y ampliamente comentado especialmente en redes sociales.





Se critica el actuar de la magistrada considerando la poca seriedad en un lugar donde la formalidad es incuestionable. Incluso algunos abogados la acusan de doble discurso ya que ella ha solicitado en casos anteriores a los litigantes que usen si i si la corbata al momento de recurrir.





La jueza se encontraba realizando un reemplazo en Bulnes toda vez que ella pertenece jurisdiccionalmente a Tomé



Etiquetas:
Cargando más noticias...