Este mes de mayo se celebra a nivel nacional el Mes del Patrimonio y como fruto de del trabajo articulado en conjunto con la Unidad de Patrimonio (UPA) de la Municipalidad de Chillán y la SEREMI de las Culturas, las Artes y el Patrimonio se desarrollará La Gran Cocina en Chillán, un programa que incluye diversas actividades ligadas al patrimonio alimentario, y que por primera vez lo tendrá en el centro de los festejos.

“Priorizar el valor del Patrimonio Alimentario para la comuna de Chillán significa también marcar un precedente para la nueva región. La alimentación nos identifica como comunidad, invita a acercarnos a quiénes somos, a lo que queremos ser y a reflexionar en torno a nuestra sobernía alimentaria ¿Somos realmente lo que comemos?” señala Paula Mariángel, presidenta de ONG CETSUR.

El programa cuenta con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su Programa Otras Instituciones Colaboradoras y se enmarca en la campaña AgroCulturas para el BuenVivir que desarrolla la organización este 2018, y que nos invita a reconocer la existencia de otras formas de concebir la relación con la Tierra y lo natural.

La primera de estas acciones es “VI Diálogos en Patrimonio. La culinaria como soporte de nuestra identidad”, que se llevará a cabo el jueves 17 de mayo en el Centro de Extensión Cultural Alfonso Lagos (CECAL), donde estudiantes del Ñuble podrán conversar con destacados/as cultores vinculados al patrimonio alimentario como: María Elena Molina, curadora de semillas y maestra en culinaria tradicional, miembro del Grupo Agroecológico Las Camelias de Quirihue; don Sebastián Torres, curador de semillas y agricultor urbano, integrante de la Unión Comunal de Huertos Orgánicos de Tomé; y Omar Saavedra, chef y Encargado Área de Gastronomía del Liceo C-25 de Talcahuano. Además las y los estudiantes podrán ver y comentar las cápsulas audiovisuales “Patrimonio Alimentario Caleta Tumbes” y “Cocinas locales: gastronomía con sentido” desarrolladas por ONG CETSUR y participar de una preparación in situ, guiada por Leslie Retamal, maestra en culinaria tradicional de vasta trayectoria. La actividad finalizará con una degustación culinaria a cargo de maestras en el oficio.

El programa continúa con La Gran Cocina, que se realizará destacando una arista de las cocinas, como su carácter urbano o campesino en distintas partes de la ciudad. La Gran Cocina Urbana tendrá lugar el sábado 19 de mayo de 11 a 16 hrs. en el

Liceo República de Italia donde se realizarán Talleres de culinaria urbana. Mientras que La Gran Cocina Campesina se desarrollará el domingo 20 de mayo en el mismo horario en la Escuela de Confluencia e incluye Talleres de culinaria campesina. Y finalizará con La Gran Cocina de Chillán el domingo 27 de mayo de 11 a 17 hrs. en la Plaza de Armas, donde convergerán Cocinas campesina, urbana y extranjera para cerrar la celebración del Mes del Patrimonio con talleres de culinaria. Todas las actividades incluyen presentaciones artísticas.

ONG CETSUR forma parte del Programa Otras Instituciones Colaboradoras del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, que busca fortalecer y dar continuidad a instituciones y organizaciones culturales de derecho privado y sin fines de lucro. Este programa además es parte del Sistema de Financiamiento a Organizaciones e Infraestructura Cultural del Ministerio que integra, articula y coordina de forma transversal los planes, programas y fondos orientados al fomento y apoyo de las organizaciones, de la infraestructura cultural, y de la mediación artística. Todo esto con una vocación descentralizada, mecanismos participativos, y la promoción de la creación de redes y asociaciones.

Sobre ONG CETSUR

CETSUR es una organización de la sociedad civil que, bajo los principios de la soberanía alimentaria y un enfoque de desarrollo territorial, implementa de manera colectiva y participativa acciones de investigación, formación, fomento y difusión del patrimonio cultural en contextos interculturales, para el desarrollo de los territorios del sur de Chile.

Con un currículum que enumera una amplia variedad de proyectos y actividades, destacan sus aportes a la conservación de la biodiversidad, la agroecología y la educación ambiental en el ámbito urbano y rural; sumado a la formación de capital social a través de la gestión territorial y la formación de liderazgos, el fortalecimiento de oficios y saberes tradicionales.