Cerrar Publicidad (10s)

El Papa emérito Benedicto XVI planea defenderse en una demanda civil presentada ante un tribunal alemán por un hombre que lo acusa de haber ayudado a encubrir abusos históricos, expresó este martes un portavoz del tribunal.

En el último giro de un largo escándalo que envuelve a la Iglesia católica, se presentó en junio una llamada acción declarativa en nombre de un hombre, que entonces tenía 38 años, que aseguró haber sido abusado por un sacerdote cuando era niño.

La denuncia se dirige a un sacerdote, identificado como Peter H., y a Benedicto, que fue arzobispo de Múnich y Freising de 1977 a 1982, así como a su sucesor, el cardenal Friedrich Wetter, y a otro funcionario de la Iglesia.

La archidiócesis de Múnich y Freising declinó hacer comentarios sobre un caso en curso.

Recién comparecerá a sus 95 años

Un portavoz del tribunal de Traustein confirmó un informe de la agencia de prensa DPA de que Benedicto se defendería a través de un bufete de abogados. Con ello se evita la llamada sentencia por defecto del tribunal.

También te puede interesar: Mastodon: así es la red social señalada como alternativa a Twitter

Eso no significa que Benedicto, que ahora tiene 95 años, vaya a comparecer él mismo ante el tribunal en su defensa. Pero un portavoz del juzgado indicó que el tribunal puede exigir que los acusados comparezcan.

Los acusados tienen hasta el 24 de enero para responder a la demanda. No se ha fijado una fecha para la vista.

La erosión de la fe

Andreas Schulz, el abogado que presentó la demanda, dijo que ésta pretendía establecer la culpabilidad, argumentando que la Iglesia Católica y los acusados tenían el deber cristiano de reconocer las injusticias cometidas.

"Si no lo hacen, el daño a la reputación crecerá y la Iglesia Católica acelerará la erosión de la fe", dijo Schulz, confirmando los comentarios que hizo a DPA.

También puedes leer: Activistas LGBT protestan en el Museo de la FIFA antes del Mundial de Qatar

Un informe publicado en enero sobre los abusos sexuales en la archidiócesis entre 1945 y 2019 acusó a Benedicto de no haber tomado medidas contra los clérigos en cuatro casos cuando era arzobispo de Múnich.

Benedicto, que dimitió como pontífice en 2013, reconoció que se habían producido errores en la gestión de los casos mientras ocupaba ese cargo y pidió perdón. Sus abogados argumentaron que él no era directamente culpable.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...