Cerrar Publicidad (10s)

Decenas de pasajeros que estaban en el Aeropuerto Carriel Sur ubicado en Talcahuano, presenciaron una situación que los dejó pasmados: Una de las pantallas de informaciones mostró contenido pornográfico. A través de registros que se compartieron en redes sociales se aprecia que incluso había niños al interior del recinto.

Uno de los pasajeros grabó la situación. Se aprecia cómo la pantalla informativa en realidad estaba mostrando contenido para adultos, con previsualizaciones explícitas de videos.

MOP anunció investigación

El Ministerio de Obras Públicas, a través de su Dirección General de Concesiones, inició una investigación. Buscan conocer las circunstancias en las cuales se exhibió imágenes inadecuadas en las pantallas informativas de la sala de embarque del Aeropuerto Carriel Sur.

“Lamentando la situación que afectó a los pasajeros que se encontraban en el lugar, se ha instruido a la Sociedad Concesionaria apagar los equipos que contengan el sistema de encuesta e implemente medidas para evitar que nuevos incidentes de este tipo se repitan, como rondas periódicas para verificar el correcto funcionamiento de los tótem o pantallas y revisión y mejoras en equipos”, se indicó desde el MOP a través de un comunicado.

Se detalló que pantallas como la involucrada recogen información directa de los pasajeros a través de una encuesta digital. Esta última permite determinar cuáles son sus destinos preferidos. Dicha información se procesa con el propósito de poder reactivar los vuelos internacionales directos desde el Aeropuerto Carriel Sur. La programación de dichas pantallas es de responsabilidad de la Sociedad Concesionaria. Sin embargo, se indicó que se trata de un equipamiento del tipo autoconsulta que es manipulado directamente por los pasajeros.

“Hackeo”

En una declaración pública, la Sociedad Concesionaria Carriel Sur indicó que “lamenta profundamente la situación ocurrida el día jueves 3 de noviembre en una de sus pantallas. Como acción inmediata implementará todas las medidas necesarias para evitar que un hecho así se repita en el futuro”.

Detallaron que “la divulgación de contenido inapropiado fue producto de un hackeo por terceras personas ajenas a la operación de la Sociedad Concesionaria”. Explicaron que la intervención del equipo no afectó el “correcto funcionamiento del aeropuerto ni en la seguridad de vuelos o pasajeros”.

Finalizaron indicando que “las imágenes con las que cuenta el aeropuerto de terceras personas ajenas a la Sociedad Concesionaria manipulando las pantallas y ejecutando este tipo de actos, serán entregadas a las autoridades pertinentes y se seguirán todos los conductos de acciones legales establecidos en la ley para estos casos. Además, se aumentará el número de rondas presenciales para tener un mejor resguardo y uso en la manipulación de las pantallas interactivas, las cuales están disponibles para brindar un buen servicio a nuestros pasajeros”.

Cargando más noticias...