Cerrar Publicidad (10s)

Estados Unidos cree que China y Rusia tienen influencia que pueden utilizar para persuadir a Corea del Norte de que no reanude las pruebas de bombas nucleares, dijo este jueves un alto funcionario de la administración estadounidense.

El funcionario, que habló con Reuters bajo condición de anonimato, dijo que si bien Estados Unidos ha estado diciendo desde mayo que Corea del Norte se estaba preparando para reanudar las pruebas nucleares por primera vez desde 2017, no estaba claro cuándo podría llevar a cabo dicha prueba.

"Tenemos un alto nivel de confianza en que han hecho preparativos", dijo. "Creemos que podrían llevarlas a cabo [...] No puedo decirles 'creemos que será este día por las siguientes razones', porque simplemente no tenemos ese nivel de conocimiento".

Washington querría que Rusia y China hicieran lo posible para disuadir a Pionyang.

"Creemos que ellos (Corea del Norte) están haciendo cálculos sobre el grado de receptividad de otros en la región, creo, particularmente Rusia y China. Y creo que las actitudes de Rusia y China tienen influencia sobre ellos".

Lee también: Exhuman cuerpo de general franquista: Se cree que ordenó ejecución de Federico García Lorca

El Consejo de Seguridad de la ONU prohibió a Corea del Norte realizar ensayos nucleares

El funcionario habló después de que Estados Unidos pidiera al Consejo de Seguridad de la ONU que se reuniera públicamente para hablar de Corea del Norte el viernes, tras una serie de lanzamientos de misiles, incluido lo que el Pentágono dijo que era un misil balístico intercontinental.

Hace tiempo que el Consejo de Seguridad de la ONU prohibió a Corea del Norte realizar ensayos nucleares y lanzamientos de misiles balísticos, y reforzó las sanciones a Pyongyang a lo largo de los años para intentar cortar la financiación de esos programas.

El funcionario estadounidense señaló que Pyongyang puede haber retrasado su reanudación de las pruebas nucleares debido a China, incluido su recién concluido congreso del Partido Comunista, y también debido al brote de COVID-19 de Corea del Norte en mayo y junio.

En su opinión, esta última crisis hizo que Corea del Norte "se centrara más en las formas de obtener apoyo, especialmente de China".

"China y Rusia llevan mucho tiempo declarando que se oponen al programa nuclear de la RPDC", dijo el funcionario refiriéndose a Corea del Norte por las iniciales de su nombre oficial. "Así que ... creemos, y ciertamente es nuestra expectativa, que utilizarán la influencia que tienen para tratar de conseguir que la RPDC no realice un ensayo nuclear".

Cargando más noticias...