Cerrar Publicidad (10s)

 A través de la creación de una Oficina de Transformación y de un mapa con directrices establecidas, la estatal ENAP, está articulando su aporte a la Mesa de Innovación que lidera Cidere, la que actualmente avanza en vincularse con el ecosistema a través de la generación de una red de contactos entre centros de estudio, universidades y empresas de la región.

La iniciativa busca optimizar procesos de la industria local, concretar mejoras en innovación y hacer seguimiento según las realidades de cada sector.

Con la colaboración de expertos y de investigadores se quiere generar un círculo virtuoso donde se identifiquen desafíos en la industria y a través de la academia se diseñen soluciones aplicadas que propicien diversos proyectos de apoyo a la innovación regional.

En ese contexto, el gerente general de Cidere Biobío, Camilo Carrasco, explicó que “la Mesa de Innovación está orientada a la acción” y para ello es fundamental “conversar entre todas y todos sobre cuáles son las iniciativas más importantes que podamos empujar en la región para su desarrollo; desde los desafíos de la industria hacia el territorio”.

Carrasco agregó que se apoyan también en el mundo público, con actores como la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo); la Seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; y ProChile del Ministerio de Relaciones Exteriores; pues “creemos que así es posible dinamizar una relación que a veces cuesta por distintos tiempos y lenguajes”, asevera.

Por su parte, el director de Control Calidad y Estandarización de ENAP, César Farías, quien además tiene el rol de vicepresidente de la Mesa de innovación de Cidere, indicó “tenemos una responsabilidad y un papel de articular estas instancias que incentiven la colaboración y generación de innovaciones corporativa”; además, dice, “creemos que la vinculación con la academia es el camino”.

Un proceso con amplia data

Asimismo, Farías, reveló que esto ha sido un trabajo permanente desde hace varios años, teniendo como punto inicial el control de calidad y la gestión orientada a los procesos. Además, aclaró que se respaldan ideas de innovación para las áreas de Operaciones en las tres refinerías: Aconcagua, Bío Bío y Magallanes. “Gracias a estas instancias pretendemos transformar los procesos para los nuevos desafíos, a través de iniciativas en el marco de la Innovación, digitalización y gestión de procesos, experiencia de los colaboradores con los sistemas y uso de metodologías ágiles”, afirmó, precisando que “ha sido fruto de un trabajo que se mantuvo incluso en plena pandemia”.

Por su parte, el gerente (s) de ENAP Refinería Bío Bío, Roberto Preau, destacó la importancia de poder apoyar los intereses de Cidere en Biobío, como aportar al desarrollo regional y mejorar su competitividad a través de la innovación, poniendo en contacto a distintos agentes para el diseño de propuestas, estrategias y uso de instrumentos. Asegura que dichos intereses “representan nuestros propósitos de desarrollo en la industria, ya que no nos hemos quedado atrás en la tendencia de modernización que está llevando a cabo el área petrolera y de energía en el mundo”.

Preau enfatizó “con la implementación de la digitalización y análisis de datos en nuestras refinerías, hemos ido optimizando los procesos en miras a encontrar nuevas prácticas que vayan en línea con una operación hacia el futuro: más sustentable, eficiente, colaborativa y amigable con el entorno y las personas”.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...