Cerrar Publicidad (10s)

Xi Jinping se aseguró el domingo un tercer mandato de liderazgo sin precedentes y presentó un alto órgano de gobierno repleto de leales, consolidando su lugar como el gobernante más poderoso del país desde Mao Zedong.

El jefe del Partido Comunista de Shanghái, Li Qiang, siguió a Xi en el escenario del Gran Salón del Pueblo mientras se presentaba el nuevo Comité Permanente del Politburó, lo que le sitúa en la línea de ser primer ministro cuando Li Keqiang se retire en marzo.

Los otros miembros del Comité Permanente, compuesto por siete personas, son Zhao Leji y Wang Huning, que regresan del anterior comité, y los recién llegados Cai Qi, Ding Xuexiang y Li Xi. Li Qiang también es nuevo en el Comité Permanente.

Duros retos por venir

Los analistas consideran que todos tienen una estrecha relación con Xi, el hijo de un revolucionario del Partido Comunista que ha llevado a China en una dirección más autoritaria desde que llegó al poder en 2012.

Richard McGregor, investigador principal de Asia Oriental en el centro de estudios Lowy Institute de Sídney, afirmó que el resultado es una victoria rotunda para Xi.

También puedes leer: Rusia dice a los habitantes de la ciudad ocupada de Jersón que "salven sus vidas" y se vayan

"Todos sus rivales, potenciales y reales, han sido expulsados del Comité Permanente del Politburó y los leales a Xi ocuparon su lugar. El nuevo Politburó es una declaración enfática del dominio de Xi sobre el partido", señaló.

El factor económico

La presentación del Comité Permanente y del Politburó de 24 miembros se produce un día después de la clausura del XX Congreso del Partido Comunista, en el que se añadieron enmiendas a los estatutos que cimentan el estatus central de Xi y el papel rector de su pensamiento político en del partido.

Aun así, Xi, de 69 años, se enfrenta a duros retos, ya que la segunda economía mundial se está desacelerando y crece la frustración por su política de "cero COVID". Además, China está cada vez más distanciada de Occidente, agravado por el apoyo al ruso Vladimir Putin y las crecientes tensiones sobre Taiwán.

"Este es un liderazgo que se centrará en lograr los objetivos políticos de Xi, en lugar de perseguir sus propias agendas para lo que creen que es mejor para el país", dijo Drew Thompson, de la Escuela de Políticas Públicas Lee Kuan Yew de la Universidad Nacional de Singapur. "Sólo hay una forma correcta de gobernar, y es la de Xi".

También te puede interesar: Ministro de Defensa ruso advierte una "escalada incontrolada" en el conflicto de Ucrania

Nuevos hombres

Putin felicitó a Xi y dijo que espera seguir desarrollando una "asociación integral" entre sus dos países. "Los resultados del Congreso del Partido confirman plenamente su alta autoridad política, así como la unidad del partido que dirige", dijo Putin a Xi, según la web del Kremlin.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, también envió una carta de felicitación a Xi, según informó la agencia estatal de noticias KCNA.

Como se esperaba, la nueva formación del Comité Permanente no incluye un sucesor claro de Xi, cuyo predecesor Hu Jintao fue escoltado de manera inesperada fuera de la ceremonia de clausura del congreso el sábado.

El ascenso de Li Qiang, de 63 años, al puesto número dos, por su parte, habla de la importancia de los vínculos con Xi.

Comité Permanente

Como jefe del partido en Shanghái, Li fue un pararrayos para un brote de indignación pública que superó a los censores sobre el duro cierre de la ciudad durante dos meses por el COVID-19 a principios de este año. Además, Li y Xi comparten una larga historia, que incluye el paso de Li como jefe de gabinete de Xi cuando éste era jefe del partido en la provincia de Zhejiang.

Otro nuevo miembro del Comité Permanente es el secretario privado y guardián de Xi, Ding Xuexiang, que a sus 60 años es el más joven del nuevo panel. Ding dirige la poderosa Oficina General del Comité Central del partido, que gestiona los asuntos administrativos de la cúpula.

Cai Qi, de 66 años, se incorpora al Comité Permanente desde su puesto de jefe del partido en Pekín y es considerado uno de los aliados políticos más cercanos a Xi, ya que ha trabajado con él durante 20 años en las provincias costeras de Fujian y Zhejiang.

El cuarto recién llegado es Li Xi, de 66 años, jefe del partido en la provincia de Guangdong, potencia económica, a quien los expertos también consideran ideológicamente cercano a Xi, aunque no comparten un historial de trabajo conjunto como los demás.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...