Cerrar Publicidad (10s)

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprobó la renovación del mandato de la denominada Misión Internacional Independiente de Determinación de los Hechos para Venezuela, cuyo gobierno considera esa instancia como un mecanismo de agresión e injerencia.

La renovación del mandato de la misión, creada en 2019 para evaluar presuntas violaciones de los derechos humanos cometidas en Venezuela desde 2014, fue aprobada por 19 votos, cinco en contra y 23 abstenciones durante una sesión del Consejo en Ginebra. El trabajo de la misión sobre Venezuela, conocida como MIIV, será por otros dos años.

En contra estuvieron Cuba, Bolivia, China, Eritrea y la propia Venezuela, cuyo representante ante el Consejo, el embajador Héctor Constante Rosales, expresó poco antes del voto que la resolución era "hostil".

También puedes leer: Italia adopta una nueva estrategia LGBT justo antes de la toma de posesión de la derecha

"Vemos imposición y no negociación. Se da prioridad a la tesis de los países buenos y malos", comunicó el diplomático.

Maduro en el ojo del mundo

El reporte de 122 páginas detalla que las funciones y aportes de varias personas en la cadena de mando de organismos como la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), dependen del presidente Maduro.

Tanto el SEBIN como la DGCIM "hicieron uso de la violencia sexual y de género para torturar y humillar a sus detenidos" al menos desde el 2014 y "las violaciones y los crímenes del SEBIN y la DGCIM continúan hasta hoy", agregó la misión.

El gobierno de Maduro repudió el informe por "falso y sin fundamento".

También te puede interesar: Bolsonaro dice que Trump habría evitado la guerra en Ucrania

"A través de un pseudo informe, sin el más mínimo sustento metodológico ni contacto directo con la realidad el país, se pretende seguir atacando a las instituciones venezolanas", enunció el gobierno en un comunicado en septiembre, poco después de conocerse el reporte.

Venezuela es un "Estado democrático y social, de derecho y justicia, que asume la promoción, respeto y protección de los derechos humanos", agregó.

Grupos no gubernamentales saludaron la extensión del mandato de la MIIV. Amnistía Internacional celebra la prórroga "como señal de apoyo y respaldo a las incontables víctimas de graves violaciones de derechos humanos que se han cometido, y se siguen cometiendo, en el país", comunicó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, en un comunicado divulgado en su cuenta de Twitter.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...