Cerrar Publicidad (10s)

Un estudio de la Universidad Emory de Atlanta en Estados Unidos ahondó en cómo los perros perciben su entorno, encontrándose con inéditos descubrimientos sobre la forma en que los cuadrúpedos se relacionan con el mundo.

De acuerdo al estudio publicado en la revista científica Journal of Visualized Experiments, los investigadores observaron el cerebro de dos perros, Daisy y Bhubo, mediante una máquina de resonancia magnética, mientras los canes miraban videos en una pantalla en sesiones repartidas de 30 minutos.

Te puede interesar: Chile comenzará inoculación con vacuna bivalente anual contra el Covid-19

Las imágenes incluían contenido específico para canes, como animales corriendo, humanos interactuando con perros o regalándoles golosinas. También aparecían vehículos en movimiento, personas conversando entre sí, gatos caminando o ciervos andando en un bosque.

Para poder establecer una comparación, dos humanos también fueron parte de este estudio. Estas dos personas vieron los mismos videos, bajo las mismas condiciones y sometidos a una resonancia magnética.

Hallazgos del estudio sobre cómo los perros perciben el mundo

Una de las primeras conclusiones que alcanzaron los investigadores es que los perros presentaron diferencias importantes en cuanto a la forma en que perciben el mundo, en comparación a los humanos.

En ese sentido, el artículo señala que los perros están en mucha más sintonía visual con las acciones, y no se fijan tanto en qué o quién está realizando dichas acciones.

Lo anterior revela qué es lo que prioriza el cerebro de un perro en cuanto al sentido de la visión, lo que significa un importante descubrimiento respecto a la cognición canina.

Mira también: Tripulación del SpaceX se acopla de forma segura a la Estación Espacial Internacional

Si comparamos este hallazgo con lo que se determinó sobre las personas que también fueron parte de este experimento, los investigadores concluyeron que los humanos estamos muy orientados hacia los objetos.

El psicólogo Gregory Burns explicó que las personas "tenemos un obsesión particular con nombrar objetos. Los perros parecen estar menos preocupados por quién o qué están viendo y están más preocupados por la acción en sí".

Los colores

Otro de los hallazgos importantes es que los canes solo distinguen los colores azules y amarillos, en sus diferentes tonos.

Además, el estudio sostiene que los perros cuentan con una importante cantidad de receptores de visión sensibles al movimiento, lo que podría explicar por qué los peluditos son más conscientes de las amenazas que, por ejemplo, los humanos.

Y mientras las personas estamos más enfocados a lo visual, el sentido del olfato es el que los canes tienen más desarrollado y ocupa una gran proporción en su actividad cerebral. Esto no es una novedad, pero ayuda a comprender por qué los cachupines se la pasan oliendo todo lo que se les cruza por delante.

Te puede interesar: Adolescente robó un auto de lujo, lo chocó a 130 kilómetros por hora y murió su amigo

Etiquetas:
Cargando más noticias...