Notice: Undefined property: stdClass::$path in /home2/sabescl/public_html/web/controller/module/post/gui.php on line 278

Notice: Undefined property: stdClass::$hash in /home2/sabescl/public_html/web/controller/module/post/gui.php on line 278

Notice: Undefined property: stdClass::$ext in /home2/sabescl/public_html/web/controller/module/post/gui.php on line 278
El cine Windsor y la historia que vincula a su fundador con la Reina Isabel | Sabes
Cerrar Publicidad (10s)

La historia de Chile está llena de nombres que aportaron, de una u otra forma, al desarrollo del país. Isidora Goyenechea lideró la industria del carbón en la Región del Biobío y, de paso ayudó a Lota y sus alrededores a crecer a fines del siglo XIX. En Valparaíso, Juana Ross impulsó la construcción de hospitales, asilos, hospicios y un orfanato, entre varios más, a fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

En materia de cultura también hay muchas personas que aportaron en el país, algunos más conocidos que otros. Uno de esos casos lo personifica el médico Juan Akel Heresy, quien se hizo notar en Concepción durante la primera mitad del siglo pasado por su colaboración en la construcción de salas de espectáculos y cines, como una manera de agradecer la prosperidad brindada por la capital regional a su familia, en su calidad de inmigrantes árabes.

Las construcciones de esa época se distinguen por sus estructuras colosales, de gran volumetría y altura, transformándose en elementos importantes de la urbanidad de la ciudad. Se trata de hitos relevantes dentro de la vida social y cultural de la comuna penquista.

Lee también: Con foto exposición Concepción rinde homenaje a Frida Kahlo

Las edificaciones impulsadas por Akel no distaron mucho de ese perfil. Construyó el cine Explanade o Astor en 1941, y el cine Regina en 1960.

Al día de hoy, una de las estructuras edificadas por Akel que se mantiene vigente es el cine Windsor, en la calle San Martín de Concepción. Su construcción comenzó en 1946 y su inauguración fue el 24 de junio de 1948, ocasión en que se exhibió la película “Que el cielo la juzgue”, la cual concitó gran expectación en la ciudad. Para Juan Akel fue su cine “más querido” debido a la admiración que sentía por la Reina Isabel y la dinastía Windsor.

Es una sala de 557 metros cuadrados, con dos niveles y con una capacidad de 435 butacas, siendo el único recinto de sus características situado en una esquina (San Martín con Caupolicán, en Concepción).

Los arquitectos fueron, Jorge y Alfredo Velasco Urzúa, y su constructor fue Julio Schalchi. Los profesionales hacían alarde del “hall de acceso amplio, diseño y arquitectura diferentes a lo construido en aquella época”.

El legado de Akel se mantiene en el tiempo. Hoy el Windsor es una sala artística y cultural que se recuperó gracias a la Corporación Aldea Rural,  que dirige el periodista Hansel Silva, y que le  dio nueva vida a la céntrica esquina penquista.

Etiquetas:
Cargando más noticias...