Cerrar Publicidad (10s)

Los docentes y asistentes de la educación de la Escuela Escuadrón de Coronel decidieron referirse a la denuncia de una presunta vulneración de derechos en contra de un alumno con síndrome de down. Este último, de acuerdo a la acusación, habría sido amarrado de pies y manos en su pupitre para frenar su hiperactividad. Los educadores del recinto señalaron que “quisiéramos informar que repudiamos enérgicamente esta vulneración de derechos a uno de nuestros estudiantes”.

Además, indicaron que “se han realizado cuestionamientos a nuestro trabajo y desempeño profesional, que nos han dañado personal y profesionalmente. Por ello, que mostraremos nuestro descontento ante
las declaraciones realizadas por distintos personajes públicos en las redes sociales, que han denostado nuestro quehacer educativo”. Por esto último, durante la jornada de ayer realizaron una jornada de reflexión y de brazos caídos, suspendiendo todas las actividades.

Cabe recordar que Ingrid Pozo, presidenta del Centro General de Padres de la Escuela Escuadrón, acusó que “un niño de segundo básico era atado de pies a su pupitre, a su mesa por las asistentes que tenía en su aula. Hacían esto para poder mantener quieto al niño". Los apoderados entregaron su apoyo a la madre del pequeño de siete años de edad, quien también habría sido atado de sus manos.

"Cuestionamientos de nuestro trabajo y desempeño"

Los integrantes de la comunidad de docentes y asistentes de la Escuela Escuadrón publicaron un segundo comunicado. En el documento explicaron que solicitaron una reunión con las autoridades municipales, incluyendo al alcalde, “para resolver inquietudes en relación al sumario e intervención”. Añadieron que declaraciones públicas “dieron paso a especulaciones y cuestionamientos de nuestro trabajo y desempeño profesional”.

Agregaron que “lamentablemente, no contamos con la presencia de nuestro sostenedor, lo que nos lleva a tomar la decisión de continuar con la movilización de brazos caídos, hasta que se haga presente y dé respuesta a nuestras interrogantes”.

La paralización de sus actividades, afirmaron, continuaría durante la jornada de este viernes 9 de septiembre. Además, señalaron que “como docentes y asistentes de la educación reiteramos nuestro repudio frente a la vulneración de derechos hacia nuestro estudiante”.

Municipalidad presentó acciones

El alcalde de Coronel, Boris Chamorro, señaló que "como sostenedor de la educación municipal, no vamos a aceptar ningún tipo de vulneración de derechos. Nos hemos reunido con la comunidad educativa y el centro general de padres. He instruido a la abogada realizar la investigación sumaria respectiva. El municipio, a través de su Departamento de Educación Municipal, vamos a realizar una querella criminal contra todo aquel que resulte responsable".

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...