Cerrar Publicidad (10s)

Un niño de 11 años falleció luego que le cayera encima un arco de fútbol cuando jugaba con sus amigos en una cancha. El pequeño se colgó del travesaño en varias ocasiones, hasta que el arco cedió y lo golpeó con fuerza en su cabeza.

La tragedia ocurrió este sábado en la localidad de Merlo, cerca de Buenos Aires, Argentina. El niño se llamaba Thiago Flores y había sido llevado por su tío hacia las dependencias del club El Rayo, según consignó Todo Noticias.

De acuerdo al registro revelado por las cámaras del club, Thiago se colgó dos veces del travesaño del arco de fútbol antes de que este cayera hacia adelante, empujando al niño hacia el suelo y recibiendo un golpe mortal en la cabeza. De inmediato sus amigos que presenciaron el hecho se acercaron, y luego de unos instantes corrieron a buscar la ayuda de adultos.

Los familiares trasladaron rápidamente al menor hasta el Hospital Héroes de Malvina, pero según los médicos Thiago murió antes de llegar al recinto asistencial.

De acuerdo a Darío, el papá de uno de los amigos de Thiago que también jugaba en el club, “los arcos siempre estuvieron fijos”, por lo que la situación es "inentendible" para él. "Es una desgracia lo que sucedió, nadie va a dejar un arco suelto para que se le caiga a un nene”, afirmó.

El club El Rayo suspendió las actividades durante el fin de semana, y le dedicaron a Thiago un mensaje en la cuenta de Facebook. "Te recordaremos siempre", publicaron.

La Fiscalía local abrió una causa para determinar si hubo negligencia o responsabilidad por parte de la institución en este hecho que terminó con la vida de un chico de 11 años. Asimismo, los padres de otros niños integrantes del club iniciaron una colecta para ir en ayuda de la familia de Thiago Flores.

Cargando más noticias...