Cerrar Publicidad (10s)

La Corte de Apelaciones de Concepción rechazó el recurso de nulidad interpuesto por la defensa del sargento primero de Carabineros, a dos penas de 600 días de presidio, por ser autor de apremios ilegítimos y lesiones graves.

A esto se suman los 541 días de presidio como autor del delito consumado de falsificación de instrumento público, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por tiempo de las condenas y la accesoria legal de suspensión de cargo u oficio público. 

El fallo unánime de la segunda sala del tribunal, integrada por los ministros Hadolff Ascencio, Camilo Álvarez y la ministra Viviana Iza, descartó errores de derecho en la sentencia impugnada, dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles, la que también condenó a un cabo primero y un carabinero a dos penas de 541 días de presidio, con el beneficio de la remisión condicional, y la accesoria de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de las condenas, en calidad de autores de los delitos consumados de apremios ilegítimos y lesiones graves. 

El Tribunal señaló que “el fallo recurrido no vulnera las normas o principios de la lógica, las máximas de la experiencia y/o los conocimientos científicamente afianzados al condenar a los recurrentes; ni incurre en falta de motivación, pues se hace cargo de los argumentos de las defensas de los encausados, descartándolos”. 

“Se rechazan, sin costas, los recursos de nulidad deducidos por las defensas de los encausados (…) y en consecuencia, la sentencia definitiva de siete de octubre de dos mil veintiuno y el juicio en que se ha dictado son válidos”, agregaron. 

Lee también: Detienen a sujetos en San Pedro de la Paz: Robaron seis veces en un día a supermercado

Antecedentes de los hechos

De acuerdo con el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Los Ángeles, los hechos ocurrieron en la madrugada del 1 de marzo de 2018, cuando la patrulla integrada por los acusados y un carabinero que resultó absuelto, acudieron al domicilio de la víctima, tras recibir una denuncia de su pareja. 

Al llegar al domicilio, golpearon la puerta en reiteradas ocasiones e iluminaron el interior con linternas, logrando despertar a la víctima, quien se levantó a abrirles. Tras esto, los funcionarios ingresaron sin contar con autorización judicial o fiscal y comenzaron a propinarle golpes en el rostro, para después esposarlo con las manos en la espalda. 

El sargento primero le propinó un puntapié en el abdomen, que le fracturó las costillas. Además, los otros condenados participaron con golpes de pies, puños y elementos contundentes. 

Posteriormente, el sargento primero arrastró a la víctima semidesnudo y descalzo hasta la patrulla, para constatar lesiones en el hospital, donde informaron que sus heridas eran por la caída de un portón metálico previo a la detención. Ante esto, el funcionario realizó un parte policial con hechos falsos.

La víctima resultó con múltiples lesiones, consistentes en fractura costal, lesión por grataje en zona torácica anterior y posterior, lesiones abrasivas en ambas rodillas, contusión periocular derecha y excoriaciones en ambos codos, lesiones de carácter grave. 

Cargando más noticias...