Cerrar Publicidad (10s)

El Juzgado de Letras del Trabajo de Concepción acogió la demanda de tutela laboral presentada por el teniente del Ejército, Andrés Gallegos, por vulneración de derechos fundamentales, en contra del Ejército de Chile. El fallo de primera instancia ordenó a la rama militar la realización de un nuevo proceso calificatorio 2020-2021; al haberse infringido el derecho a la integridad física y psíquica del denunciante.

El magistrado Claudio Álvarez Ramírez acogió la acción, tras establecer que el oficial fue víctima de acoso laboral de superior jerárquico al interior del Regimiento Chacabuco. Para el tribunal, los hechos se produjeron luego de la designación del Teniente como parte de las fuerzas de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en la isla de Chipre, en 2020.

Lee también: Ataques incendiarios en Arauco y Curanilahue: Destruyen más de 15 máquinas forestales y vehículos

"Que, para contextualizar la situación analizada cabe tener presente que el demandante ostenta el grado de Teniente; a la época de los hechos se encontraba asignado como oficial de servicios en el Regimiento Chacabuco de Concepción. Por otro lado, que el día 4 de mayo de 2020 fue aceptado para desempeñarse en la misión de paz en la isla de Chipre. Posteriormente, este cometido fue dejado sin efecto con fecha 17 de junio de 2020 dada la pandemia de Covid-19 que afectaba al planeta, por lo que continuó desempeñando funciones en dicho recinto militar", detalló el magistrado.

Teniente con licencia médica

La resolución agrega que el teniente Gallegos "desde mayo de 2021 se encuentra con licencia médica vinculadas al ámbito de salud mental; y que con fecha 27 de agosto de 2021 recibió calificación en lista 3 quedando en definitiva con pase a retiro. A la fecha dicho proceso calificatorio se encuentra concluido, sin embargo, aún no se produce su baja definitiva, dado que no se acreditó que formal y administrativamente ya no perteneciera a la fecha a la institución, rechazando por ende alegación vertida por la denunciada en cuanto a la falta de oportunidad de la acción".

"Así entonces –continúa el fallo– cabe consignar en primer término que se señalan una serie de actos de hostigamientos que habrían sido ejecutados por el jefe de la Unidad: el coronel Eduardo Valdivia luego de conocer la postulación del actor a una misión de paz en Chipre, quien según sostiene el actor no habría estado en desacuerdo con dicha postulación, lo habría amenazado con que esto traería consecuencias. Al respecto, se debe mencionar que lo acreditado en este punto y que por lo demás se manifiesta en la propia contestación de la demanda dice relación con que aquel no estaba de acuerdo con la designación aludiendo razones de servicio; sin embargo, igualmente fue designado según se acredita con documental de la propia demandada para posteriormente ser cancelada la misión, como también ya se acreditó, atendida la pandemia que azotaba el orbe".

Decretan dejar sin efecto proceso calificatorio

"En consideración a esta disconformidad o enojo del Coronel las conductas de este se habrían orientado en dos sentidos; primero en una faz de hostigamiento laboral aumentando deliberadamente su carga de trabajo y reprendiéndolo frecuentemente, y en una faz disciplinaria aplicando con extremo rigor y de paso alejándose de las normas que rigen la responsabilidad disciplinaria de los funcionarios del ejército, lo que desembocó en una mala calificación y finalmente en su llamado a retiro; además en este proceso sancionatorio y calificatorio habría impedido el ejercicio de derechos", afirma el fallo.

"Así dada la situación vivenciada por el actor y de la cual da cuenta informe pericial psicológico como asimismo informes médicos acompañados dan cuenta del estado psicológico de este; a lo que deben sumarse las licencias médicas posteriores al mes de mayo de 2021 de naturaleza neurológica y psiquiátrica. Todos estos antecedentes nos conducen a concluir que esta sanción basada en hechos imputados, no confesados y especialmente gravosos produjeron un afectación generándole sentimientos de angustia; depresión; ansiedad y trastorno adaptativo dando cuenta da la vulnerabilidad en la que quedó producto de la conducta vulneratoria que debió padecer y que lo dejó en un riesgo evidente de ser desvinculado de la institución", concluye.

Así las cosas, el tribunal declaró que la denunciada infringió el derecho a la integridad física y psíquica del denunciante, y decretando que la denunciada deberá dejar sin efecto el proceso calificatorio 2020-2021 respecto del denunciante debiendo proceder a uno nuevo no considerando el hecho consignado en su hoja de vida con fecha 3 de febrero de 2021 y que determinó la sanción de -3.5 puntos.

Juez explicó el fallo

Al término de la audiencia, el juez Claudio Álvarez sostuvo que "en esta causa, un funcionario del Ejército interpone una acción de tutela por vulneración de derechos fundamentales en contra del Ejército de Chile. Los hechos, según el denunciante, constituyen un acoso laboral, toda vez que en virtud de una serie de acciones vulneratorias por parte de su jefatura se habría conculcado la garantía de la integridad física y síquica y esto habría culminado con el llamado al retiro de la institución producto del proceso de calificación".

A este efecto, el tribunal, luego de analizar las pruebas, "arribó a la conclusión de que efectivamente se había producido una vulneración; y esta vulneración se había producido fundamentalmente en el proceso de calificación del denunciante, toda vez que, si bien este se autodenunció respecto de una falta disciplinaria, la consignación que se efectuó en la hoja de vida respecto de este hecho fue exagerada y agregando circunstancias que no habían sido reconocidos ni fueron establecidas en caso alguno en la causa. En ese plano, el tribunal estimó que esta anotación, que da cuenta de hechos que no se condicen con la realidad, fue fundamental en el proceso de calificación y en la determinación, en definitiva, de llamar a retiro al funcionario. Es por ello que el tribunal, acogiendo esta demanda, dispuso la anulación del proceso de calificación  y la realización de un nuevo proceso con la omisión de la anotación reprochada por el tribunal", explicó el magistrado.

Fotografía Cedida.
Fotografía Cedida.

"Fallo llega a tiempo para revertir decisión"

En tanto, Leonardo Contreras Marisio, abogado del denunciante, explicó que la calidad actual de su representado es estar "en proceso de retiro". "Está pendiente la dictación del Decreto Supremo del Presidente de la República que ordene su desvinculación definitiva del Ejército. Sin embargo, creemos que este fallo llega a tiempo para poder revertir esa decisión y permitir de ese modo que el teniente Gallegos continúe con su carrera militar, en el entendido de que se trata de un profesional irreprochable respecto de su conducta", precisó el jurista.

Los que resta en la causa es la eventual apelación del Consejo de Defensa del Estado (CDE) recurriendo de nulidad, lo que podría extender el proceso alrededor de seis meses más la tramitación. Si esto llegase a ocurrir, el abogado Contreras Marisio argumentó que "solicitaremos al tribunal la dictación de una medida precautoria que impida que el teniente Gallegos sea desvinculado de la Institución hasta el término de la causa".

Daños y perjuicios

Respecto a los daños y perjuicios generados por esta situación, el teniente Andrés Gallegos dijo que "a la fecha son diversos, principalmente en la salud (...) si no fuese por el apoyo de profesionales de la salud durante todo este proceso, el cual continúa, sería muy difícil para una persona saber lidiar y sobrellevar la frustración y el enojo que esto genera".

"Claramente acá el coronel Eduardo Valdivia y otros oficiales jefes tergiversaron situaciones con el fin de dañar a un trabajador y no les importó, en este caso, utilizar hechos irreales. Sin embargo, aplicando la imposición de fuerza moral buscan conseguir estos cometidos, estos caprichos que ellos tienen (...) La institución no es el problema, claramente son este pequeño grupo de personas, que no les gusta la probidad y la transparencia; y que no tienen escrúpulos para atacar una persona de grado inferior", agregó.

Asimismo, Andrés Gallegos emplazó al Ministerio de Defensa a tomar las acciones necesarias contra los altos mandos acusados en esta causa, además espera que el CDE no recurra de nulidad, para no extender así el proceso.

Revisa más noticias de la Región del Biobío. Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...