Cerrar Publicidad (10s)

Dos trabajadoras de una empresa chilena acudieron a la justicia por la abrupta ocupación de una oficina por parte de más de 20 personas desconocidas. La situación impide que las afectadas puedan regresar a ejercer sus funciones de manera segura.

La insólita situación tuvo lugar el pasado miércoles 22 de junio en la calle Radial El Golf 11640 de la comuna de Pudahuel, Región Metropolitana. En esta zona operan diversas empresas como Full Logistic Services SpA, compañía que ofrece servicios de transportes.

Los ciudadanos de origen japonés, Yoichi Hasegawa y Naoshi Sasaki, lideraron este grupo de personas con ejecutivos de Outsourcing Inc Japón, Cristián Carvajal L. y Cristián Yarur M. gerente general y gerente de administración y finanzas respectivamente del Grupo Expro, filial en Chile del grupo japonés.

En este sentido, las trabajadoras pertenecían a la empresa que prestaba los servicios logísticos, Full Logistic Services SpA.

También puedes leer: Gran parte de la recaudación de la Reforma Tributaria llegará a las regiones según ministro de Hacienda

El abogado, Remberto Valdés, interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Santiago a favor de la secretaria de gerencia, Francis Valenzuela, y la ingeniera comercial, Carolina Leiva. De acuerdo con el letrado, sus representadas "se vieron envueltas en un atropello absoluto de sus garantías fundamentales, cuando de improviso, y en maniobra orquestada, una decena de desconocidos ocuparon las oficinas, y en términos simples, tomaron las oficinas".

Sobre el hecho, Francis Valenzuela explicó que "apenas pude decir buenos días porque los señores y señoras que llegaron sin avisar no expresaron nada acerca de los motivos de su visita. No sabíamos quiénes eran porque eran caras completamente nuevas". Posteriormente, afirmó que el acoso aumento cada hora, mientras solicitaban que se continuara brindando los soportes a los servicios ofrecidos.

En tanto, Andrea Leiva aseguró que el hecho empeoró cuando los involucrados solicitaron saber dónde estaban las oficinas de las máximas jefaturas. Según relató, comenzaron a insistir de sobremanera en el tema al no poder entrar ahí, provocando miedo con sus actitudes.

"Llegaron a primera hora, sin identificarse, y solo dijeron que estaba presente el nuevo gerente general", sostuvo.

Ante esto, las trabajadoras afirmaron sentir temor de retornar a sus puestos de trabajo, pues se tomaron sus escritorios con sus pertenencias.

Debido a la sensación de incertidumbre de sus clientas, el abogado Valdés optó por adoptar medidas en relación a los hechos "que transgreden mediante este acto arbitrario e ilegal, lo dispuesto en el artículo 19 n° 2 de la Constitución Política, que garantiza a todas las personas el Derecho a la integridad física y psíquica, derecho amenazado y privado por los actos denunciados".

Mediante esta acción legal, se pretende que las trabajadoras puedan regresar a sus puestos de trabajo sin ser víctimas de acoso y respetando sus garantías constitucionales.

Cargando más noticias...