Cerrar Publicidad (10s)

Una adulta mayor de 83 años fue abusada sexualmente por un vecino y murió de un paro cardíaco. El hecho ocurrió en Santa Fe, Argentina, en mayo del 2020. Ella acusó que el sujeto la hostigaba hace meses.

Pese a los antecedentes y testigos dispuestos a declarar en contra, el hombre fue declarado inimputable en un principio, ya que la Justicia consideró que no se podía defender.

Es más, de acuerdo a lo que consignó TN, el hecho se registró el 12 de mayo del 2020, cuando la mujer -identificada como Raquel Benavidez- veía la novela.

En ese entonces, un vecino -que la hostigaba hace meses- entró a su casa y la violó. A raíz del shock traumático por el ataque, la mujer murió por un paro cardíaco, antes que pudiese ser atendida por los médicos.

Sin embargo, después de dos años y un mes, un giro en la causa lo dejó en posición de ser juzgado por “violación seguida de muerte”. El hombre actualmente está en un neuropsiquiátrico.

La mujer había acusado que un vecino la manoseaba y levantaba la ropa. Inclusive, entró a su casa en una ocasión, reportó el citado medio.

Su hija, Flavia Montes, contó a Crónica que “cuando me contaba al principio yo pensaba que estaba inventando, a veces es propio de la edad. Pero me di cuenta que era muy convincente con lo que decía”.

Lee también: Conductor sospechoso por muertes de migrantes en traíler en Texas estaba bajo los efectos de fuerte droga

De hecho, a raíz de la situación, lo denunció e increpó a familiares del individuo. Relató que su madre tenía miedo. No obstante, “se quería quedar en su casa, y era lógico porque ahí estaba toda su vida”.

Fue el 12 de mayo cuando ocurrió la agresión sexual contra Raquel. Según recordó la hija, fue la hermana quien le alertó que algo le había pasado a su madre.

“Ese día viene mi hermana gritando que la casa de mamá estaba a oscuras, que algo le había pasado. Desde mi casa llamé al médico de cabecera y me fui corriendo a su casa. Cuando llegué la encontré muerta”, dijo.

Agregando que “él la violó y ella después se murió de un infarto a causa del gran estrés que había vivido. No tenía problemas de corazón. Se murió de un infarto a causa del estrés y la tristeza de lo que estaba viviendo”.

A dos años y un mes de lo sucedido, llamaron a la familia para avisarle que la causa irá a juicio. “La jueza dijo que en esta etapa se encuentra en condiciones de ser juzgado”, sostuvo otra de las hijas de Raquel.  Ahora esperan que se haga justicia, “sin importar la edad que tenga”.

Cargando más noticias...