Cerrar Publicidad (10s)

Dos adolescentes fueron formalizados por robo en lugar destinado a la habitación. El hecho ocurrió la noche de este jueves, cuando los acusados ingresaron a robar a la casa de la Fiscal Regional de Ñuble, Nayalet Mansilla. En ese momento la vivienda ubicada en el sector nororiente de Chillán se encontraba sola, logrando sustraer artículos electrónicos, algunos de los cuales fueron recuperados tras la detención de los imputados esta madrugada.

El fiscal Álvaro Hermosilla Bustos solicitó ante el Juzgado de Garantía de Chillán la medida cautelar de internación provisoria para J.I.R.F (14) y T.A.C.S (16). Argumentando que la libertad de ambos es un peligro para la seguridad de la sociedad y de la víctima.

Lee también Suprema rebaja condena de comuneros mapuche por homicidio de Eleodoro Raiman en Contulmo

Rescpecto a lo anterior, cabe desctacar que ambos tienen investigaciones en curso por delito de la misma naturaleza. El mayor de ellos contaba con cuatro órdenes de detención vigentes y el menor de ellos, incluso, estaba con arresto domiciliario por un robo con intimidación cometido en Yumbel.

El tribunal, que dio por acreditado el delito y la participación de los imputados, no accedió a la privación de libertad en un centro del Sename solicitada por el fiscal, y dejó a ambos con arresto domiciliario total. El Juzgado de Garantía de Chillán fijó, además, un plazo de investigación de dos meses.

Las diligencias realizadas por el fiscal Álvaro Hermosilla y la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI lograron durante la noche del jueves identificar a los adolescentes. Y con ello, solicitar al tribunal las órdenes de detención, y de entrada, registro e incautación a sus domicilios.

“A los imputados se les encontraron especies provenientes del delito, tanto que algunas que portaban consigo, como otras que estaban ocultas en los domicilios vinculados con ellos”, precisó el fiscal.

Te puede interesar Tomas ilegales en el Biobío registran explosivo aumento desde el 2019

El jefe de la Prefectura de la PDI de Ñuble, prefecto Andrés Canelo Marín, acotó que la Biro “encabezó las pesquisas; con el apoyo científico de peritos del Laboratorio de Criminalística Regional Chillán (Lacrim) y un equipo multidisciplinario de detectives. Esto permitió, en pocas horas, detener a estas dos personas. Se trató de una investigación rápida, acuciosa, basada en análisis criminal e inteligencia policial, con empadronamientos y trabajo en el sitio del suceso”, dijo.

Síguenos en Facebook para más informaciones.

Cargando más noticias...