Cerrar Publicidad (10s)

En la cuenta pública, el Presidente Gabriel Boric informó que se le pondrá urgencia al proyecto llamado "Ley Sayén" que regula la situación carcelaria de madres. Ahora, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Ríos, recalcó que se le pondrá prioridad para impulsarlo y se le harán mejoras.

La titular de Justicia se reunió con distintas organizaciones por la iniciativa, que tiene como objetivo modificar el Código Procesal Penal en relación a la prisión preventiva y suspensión de ejecución de la sentencia de mujeres y personas gestantes que tengan hijos o hijas menores de tres años.

Cabe señalar que dicha ley surgió tras el caso de Lorenza Cayuhan en octubre de 2016, mientras daba a luz a su hija Sayén engrillada en una clínica de Concepción.

Ríos señaló que, como Gobierno, "queremos dar prioridad a esta discusión y buscar soluciones que nos permitan que mujeres embarazadas y madres de niños pequeños puedan cumplir su condena de una manera alternativa a la privación de libertad".

"Pensamos que ningún niño y niña merece nacer en una situación de privación de libertad. Ninguno merece pasar sus primeros años de vida en un recinto penitenciario. Eso es algo que los marca para toda la vida (...)", agregó.

Lee también: "Es una lucha por la supervivencia": Boric lideró lanzamiento de coalición para proteger océanos

La ministra precisó que lo que quieren hacer es tener "una conversación muy amplia con todos los actores involucrados para poder mejorar el proyecto que hoy día tenemos".

"Sabemos que hay preocupación por el impacto que puede tener. Entonces estamos conversando para tomar todos los resguardos (...)", sostuvo.

Lo que se busca desde el Gobierno, en palabras de Ríos, es que "se aplique de manera amplia. Estamos discutiendo los detalles en el sentido de que mujeres embarazadas con niños menores de edad puedan tener acceso a medidas alternativas para que no se separen de sus hijos y hijas".

Sin embargo, recalcó que hay excepciones con aquellas mujeres involucradas en delitos de sangre o hechos extremos. "La idea es que no volvamos a tener casos como mujeres dando a luz engrilladas o con custodia en hospitales", dijo la ministra.

Cargando más noticias...