Cerrar Publicidad (10s)

Los Rolling Stones se presentaron este miércoles en Madrid con entusiasmo y un poco de nostalgia por su difunto batería Charlie Watts, en el inicio de una gira europea que conmemora su 60º aniversario como banda.

Unos 53.000 aficionados presentes en el estadio Wanda Metropolitano rugieron de emoción al recibir en el escenario a los miembros originales de la banda, Mick Jagger, de 78 años, y los guitarristas Keith Richards, de 78 años, y Ronnie Wood, que el miércoles cumplió 75 años.

Se les ha unido el batería Steve Jordan para la gira, titulada SIXTY. Watts, que se unió a la banda en 1963, murió el año pasado a los 80 años.

"¡Hola, Madrid!", gritó el enjuto líder de la banda, Jagger, entre vítores aún más fuertes después de que la banda abriera el espectáculo con "Street Fighting Man" y Jagger se lanzara a hacer sus característicos movimientos de baile.

Justo antes de la primera canción, se mostraron vídeos de Watts en pantallas gigantes en el escenario y la banda rindió un emotivo homenaje a su difunto amigo.

Lee también Cecilia “La Incomparable” recibió importante reconocimiento artístico

"Esta es nuestra primera gira europea sin Charlie, le echamos mucho de menos", dijo Jagger en español justo antes de tocar "Sad Sad Sad" ante un público emocionado.

"La banda le dedicó el espectáculo", manifestó a Reuters el diseñador de espectáculos Patrick Woodroffe, que ha trabajado con los Stones durante cuatro décadas. "Ha pasado un tiempo y le echamos de menos todo el tiempo, nos reímos de él, hablamos mucho de él y esta es una forma de celebrar su vida más que de llorarla".

Tras 17 canciones, Los Rolling Stones abandonaron el escenario para volver en respuesta a un gran aplauso del público madrileño.

La banda tocó "Gimme Shelter" mientras la bandera ucraniana y las imágenes de las ciudades ucranianas destruidas aparecían en los monitores como declaración contra la guerra.

Después de las dos horas de concierto, los seguidores, vestidos con camisetas de los Rolling Stones y envueltos en banderas con el logo de los labios y la lengua, abandonaron el recinto coreando "Satisfaction".

"Fue como si volvieran a tener 30 años menos", dijo Javier Romero.

Durante la gira de 14 conciertos, la banda británica tocará en estadios y arenas de 10 países, incluida su patria.

"En su 50º (gira) en 2012 dijimos que podría ser la última vez que los viéramos y los hemos visto por Europa muchas veces desde entonces y en Inglaterra", señaló Paul, de 60 años, un seguidor que vino desde Reino Unido para el concierto.

Los Stones tocarán el domingo en Múnich y después actuarán en Liverpool, Ámsterdam, Berna, Milán, Londres, Bruselas, Viena, París y Estocolmo.

Te puede interesar Se complica situación judicial de Shakira: Perdió recurso e irá a juicio por fraude fiscal en España

Según Woodroffe, los Stones no tienen planes de dejar de tocar y se niegan a calificar cualquier gira como la última.

"Puedo decirte categóricamente que los Rolling Stones nunca harán una gira de despedida. (...) Creo que todo el mundo se pregunta '¿es este el final de The Rolling Stones?'"

"Cada vez salen de gira de nuevo y los únicos que no se lo cuestionan son los propios The Rolling Stones".

Síguenos en Sabes Mundo para más informaciones.

Cargando más noticias...