Cerrar Publicidad (10s)

Un recluso, identificado como Jonathan Watson, quien en 2009 fue condenado a cadena perpetua por asesinato, mató a dos pedófilos que también estaban internados en una cárcel de Estados Unidos. Además, una revisión interna del Centro de Tratamiento de Abuso de Sustancias de California exculpó a un miembro del personal a quien se le acusó de haber conocido la inminente violencia del interno.

El reo golpeó a los dos individuos con un bastón, hasta que ellos murieron. Ambos fallecidos habían sido condenados por delitos sexuales contra niños. El caso fue recordado en una reciente publicación de 24horas.

Jonathan Watson escribió una carta en la que confesó haber utilizado el bastón de otro recluso para asesinar a David Bobb, de 48 años, y a Graham De Luis-Conti, de 62, sólo una semana después de haber sido trasladado a la prisión.

Watson sostuvo que él estaba caminando hacia otra parte de la prisión, tratando de encontrar un guardia para entregarse después del primer crimen, cuando se encontró con el segundo hombre que también agredió fatalmente.

En su carta, Watson afirmó que recientemente se le había dado una clasificación de seguridad de menor nivel, del Nivel III al Nivel II, lo que provocó su traslado de una celda individual a una vivienda tipo dormitorio en la prisión de Corcoran. Watson estaba descontento por el traslado, que calificó de error "descuidado" del CDCR, y añadió que dejó "un buen rastro de papel" de quejas para protestar por ello.

Dijo que una semana después de su estancia, uno de los hombres -al que se refirió como "Molester #1"- comenzó a ver PBS Kids. Watson escribió esa noche: "No podía dormir por no haber hecho lo que todo instinto me decía que debía hacer en ese mismo momento, así que empaqué todas mis cosas porque sabía que de una forma u otra la situación se resolvería al día siguiente".

Señaló que “siendo una persona de toda la vida, estoy en una posición única, en la que a veces tengo acceso a estas personas y tengo muy poco que perder”. Agregó que “y créanme, lo entendemos, estas personas son la peor pesadilla de todos los padres. Estas familias (sic) pasan años planeando cuidadosa y articuladamente cómo dar a sus hijos todas las oportunidades que nunca tuvieron, y un monstruo llega y cambia la trayectoria de ese niño para siempre”.

Cargando más noticias...