Cerrar Publicidad (10s)
día/noche

Sospechosa muerte de un pequeño de 10 años tras declararse gay

Publicado por Sergio Fuentes

29/06/2018 10:43:34

La muerte de un niño de 10 años de edad, llamado Anthony Avalos, es investigada luego de que las autoridades revelaron que el pequeño hubiese admitido abiertamente sus preferencias sexuales a su familia.

Las investigaciones sobre la muerte de Anthony giran en torno al maltrato que sufrió por sus preferencias sexuales, ya que se encontraron quemaduras de cigarrillo en su cuerpo, hemorragia cerebral, moretones y se descubrió que lo habían dejado sin comer.

Heather Barron, la madre del pequeño, fue la que llamó a los servicios de emergencia para reportar el estado de su hijo, asegurando que se había tratado de una caída. El niño murió un día después en el hospital.

Fue la tía del menor, quien alertó a los servicios familiares sobre los abusos cometidos en contra de Avalos desde el año 2015, cuando notó moretones y lesiones en el cuerpo de su sobrino. En ese momento señaló como responsable a Kareem Leiva (32), el novio de la madre del pequeño Anthony.

Fue así como la madre del niño y su novio - quien además es padre de algunos de sus otros hijos - , fueron interrogados por detectives de homicidios, quedando este último arrestado el miércoles por la tarde. La madre del niño no enfrenta cargos criminales.

Los agentes fueron llamados a un hogar en Lancaster, al norte de Los Ángeles, el 20 de junio luego que la madre de Anthony llamara al 911 para informar que su hijo se había caído por las escaleras. Al llegar lo trasladaron de urgencia, pero murió en el hospital al día siguiente.

Los detectives consideraron que la muerte de Anthony era "sospechosa" y el Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles dijo que había señales de "abuso físico, incluyendo signos de golpes severos, así como desnutrición".

"Durante el curso de su entrevista, el sospechoso Leiva hizo declaraciones que llevaron a los detectives a arrestarlo", dijo el alguacil del condado de Los Ángeles, Jim McDonnell. Quien señalan los medios locales, se negó a dar más detalles.

Después de la muerte de Anthony, los funcionarios del condado removieron a ocho niños –de 11 meses a 12 años- de la residencia mientras continuaba la investigación. Todos están ahora bajo custodia del Departamento de Servicios para Niños y Familias.

Hoy la investigación apunta a que los abusos se multiplicaron luego de que el menor dijera que era gay, por lo que pasaría a ser un asesinato por violencia de género.

La agencia de cuidado infantil confirmó dos acusaciones de abuso sexual cuando Anthony tenía 4 años, pero el caso se cerró cuando se determinó que su madre lo estaba cuidando adecuadamente.

 

Cargando....