Cerrar Publicidad (10s)

La Asociación de Contratistas Forestales (Acoforag) culpó al Estado por la muerte de Segundo Armando Catril Neculqueo (66). Tras una emboscada la mañana del martes 24 de mayo, el trabajador forestal recibió un impacto de bala en su cabeza percutado por desconocidos en el sector Relún de Capitán Pastene, comuna de Lumaco, en la Región de La Araucanía.

A través de un comunicado, el gremio indicó que la víctima "es el cuarto trabajador forestal que es asesinado en 2022 como consecuencia de un Estado ausente, timorato, cobarde e ideologizado; que por su inacción es cómplice pasivo de estos grupos terroristas que tienen capturadas a las regiones del Biobío y La Araucanía".

"No tenemos Estado de derecho", acusó Acoforag. Agregando que "mientras el Gobierno del Presidente Gabriel Boric siga ensimismado en sus dogmas e ideologías, seguiremos secuestrados en este ambiente de violencia y destrucción. Planes como el del 'Buen vivir' o de recuperación económica serán un fracaso".

Lee también: "La CAM no ataca a trabajadores y menos a Mapuche": Coordinadora se desliga de ataque armado en Lumaco

"Se requiere de manera urgente volver a tener seguridad para vivir, transitar, trabajar e invertir en estos territorios; y para eso el Estado aún tiene herramientas que su actual jefe no tiene la valentía de usar", añadió la agrupación.

Asimismo, la Asociación de Contratistas Forestales cuestionó las querellas contra quienes resulten responsables; y que las declaraciones de las autoridades gubernamentales y políticos "con cara de preocupación no devolverán la vida de don Segundo Catril, ni de Benjamín Bustos, ni de Alejandro Carrasco, ni de César Millahual".

"Sólo nos queda apelar a la reflexión, al sentido común y a la responsabilidad del actual Gobierno, para decretar un Estado de Excepción verdadero; y dar urgencia a la discusión de leyes como la antiterrorista y de inteligencia", concluyeron.

Cargando más noticias...