Cerrar Publicidad (10s)

La Región del Biobío concentra un 16% de delitos relacionados a violencia rural. Así lo reveló el director nacional de la Unidad de Delitos Violentos de la Fiscalía Nacional, Cristián Paredes, quien levantó dichas cifras para ponerlas a disposición de la autoridad política.

En detalle, según explicó Paredes, "en materia de violencia rural, la Región de La Araucanía es la que concentra la mayor cantidad de ilícitos en esta área, con el 80%. Le sigue la Región del Biobío con un 16%".

"La Región de los Ríos, con un 4% y la Región de Los Lagos presenta algunos episodios que son más bien marginales, pero que genera la preocupación para actuar de manera conjunta", agregó.

Asimismo, precisó que los principales delitos que se cometen en esta área se componen por delitos de usurpación, incendios, robo, hurto y receptación, amenazas y también delitos que se vinculan a la Ley de Control de Armas.

De acuerdo a lo señalado por Paredes, "en materia de violencia rural, lo que podemos afirmar, desde la vereda de la investigación y la labor que le compete a Fiscalía, es que estamos frente a un fenómeno crónico".

"Son episodios de violencia que se desarrollan regularmente en el tiempo y que solo se va agravando en cuanto a su número y también a su intensidad (...)", agregó.

"El fenónemo es complejo"

Referente al Estado de Excepción, Paredes señaló que el comportamiento del fenómeno es complejo. Por ejemplo, en materia de incendios, hubo un incremento del 19% durante el Estado de Excepción Constitucional, mientras que referente a delitos de robo, receptación y hurto, se incrementa en un 33%.

Sin embargo, durante la vigencia del Estado de Excepción el comportamiento de otros delitos asociados a la violencia la rural baja. En materia de usurpación bajó en un 26% y en delitos relacionados a la Ley de Control de Armas, descendió en un 16%.

"¿Qué quiere decir esto? El fenómeno es complejo, que hay distintos elementos que considerar desde la perspectiva de la autoridad política. Al momento de adoptar una decisión porque está en juego la seguridad", sostuvo.

Asimismo, respecto a la complejidad del fenómeno, dijo que "cada vez que se instala, decreta, modifica o se prorroga un Estado de Excepción, uno advierte una tendencia a la baja y un desplazamiento de los ilícitos".

"Pero luego esos ilícitos vuelven a aumentar en su número y su gravedad, y se desplazan desde los radios que están más protegidos, hacia donde es más difícil la concurrencia policial investigativa.", cerró.

Te puede interesar: Fiscalía y PDI concretan convenio: Apunta a potenciar persecución penal de delitos en la Macrozona Sur

El subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, en relación a dicha materia, dijo que "cuando el Estado aumenta su capacidad preventiva de control policial, normalmente los delitos tienden a desplazarse a aquellos lugares donde ese control no existe o es más débil".

La autoridad reiteró que lo que ya había dicho sobre el Estado de Excepción, "lo que permite es complementar la capacidad del Estado".

"Porque uno se pregunta, claro, si las Fuerzas Armadas resguardan las vías esenciales, se liberan recursos policiales, humanos y materiales, que pueden ser usados en otros lugares. Para mejorar la capacidad del Estado y resguardar la seguridad", dijo.

Cargando más noticias...