Cerrar Publicidad (10s)

Deborah Hodge, una mujer de 49 años que vive en Londres, Inglaterra, se casó con su gata, India, para evitar ser rechazada por sus arrendatarios.

Esto, ya que la británica perdió su empleo hace un par de semanas, por lo que pronto tendrá que buscar otro lugar donde vivir. Deborah Hodge temía que los dueños de su futura vivienda no le permitieran tener mascotas y tuviera que despedirse de India.

"Casándome con India consigo que cualquier arrendatario sepa que venimos como un pack y no podemos separarnos en ninguna circunstancia. Ella es tan importante para mí como mis hijos", sostuvo Hodge.

La británica debió separarse de sus mascotas en varias ocasiones, debido a que los dueños de los inmuebles que arrendaba no le permitían tener mascotas.

Lee también: Mujer busca al chico que le tomó la mano mientras Metallica tocaba "Nothing Else Matters" en Chile

El dueño del departamento donde Deborah Hodge vivía hace cinco años, amenazó con desalojarla si seguía viviendo allí con sus dos perros esquimales, Siri y Starshine. Debido a esto, tuvo que dejarlos en adopción.

“Me rompió el corazón. Tus mascotas se vuelven parte de tu familia y fue absolutamente devastador tener que decirles adiós”, expresó la mujer.

Al año siguiente, tuvo que separarse de su gato, Jamal, debido a las reglas de su arrendador. La mujer le suplicó al propietario que le permitiese adoptar a otra mascota, a lo que la casera accedió. Ese fue el momento en que India llegó a su vida.

India perdió en 2020 una de sus patas traseras producto de un auto que la atropelló, por lo que Hodge argumenta que la felina es ahora más dependiente y requiere de sus cuidados especiales.

Lee también: Impactante caso: Mujer comenzó a golpear su ataúd minutos antes de ser sepultada

A partir de ahora, la mujer se libraría de las condiciones de los contratos de arriendo, por lo que podrá alquilar cualquier inmueble sin tener que abandonar a su gata.

El matrimonio se realizó el pasado 19 de abril en un parque en el suroriente de la capital británica. Asistieron amigos cercanos de la novia y un agente autorizado para establecer la unión civil ante la ley.

Deborah Hodge aprovechó un vacío legal ya que, en Inglaterra, la ley no menciona específicamente si está prohibido o no el matrimonio entre animales y humanos.

Lee también: "Mantengan sus manos en los bolsillos": La advertencia de ministra británica a legisladores por conductas indebidas

Cargando más noticias...