Cerrar Publicidad (10s)

Un hombre afirmó que no se arrepiente de haber amenazado a un niño de 13 años que le habría hecho bullying a su hija, al interior del colegio Euskal Echea de Llavallol, en Argentina.

El hombre, identificado como Leonardo, amenazó al escolar a través de un mensaje de audio de Whatsapp. Allí le dijo que debía dejar de amedrentar a su hija, la cual cuenta con un implante coclear.

Según consigna TN, el sujeto le indicó que “me importa un carajo que tengas 13 años. El día que te cruce te voy a arrancar la cabeza, te voy a sacar la cabeza. Te voy a sacar los ojos, los voy a poner en un plato y te voy a obligar a comerlos, la próxima vez que cargues a mi hija. Te voy a hacer pedazos a vos y a tu vieja”.

Los padres del menor amenazado, al enterarse del audio que le habían enviado, hicieron de inmediato una denuncia a la justicia. Tras ello, se determinó una orden de alejamiento para Leonardo.

Pese a ello, el hombre expresó su sentir a Mediodía Noticias de Eltrece. Allí señaló que "no me arrepentiría, lo hice para que deje de hacer llorar a mi hija". Explicó que ella, debido a su implante habría sido molestada por sus compañeros, ya que muchas veces no entiende lo que le dicen y deben repetirle las palabras.

Sin embargo, Leonardo dijo que si se llegara a encontrar con el menor al que amenazó, “le pediría disculpas por haberlo asustado tanto”. Expuso que sólo quería “darle un susto (...) jamás haría algo así”. También argumentó que, antes de enviar el audio, se puso en contacto con la mamá del compañero que molestaba a su hija, quedando discoforme con su respuesta. La mujer le habría dicho que “son problemas de chicos, que se arreglen en el colegio”.

Cargando más noticias...